La oposición israelí cierra un pacto para echar del poder a Netanyahu

Mikel Ayestaran JERUSALÉN / COLPISA

INTERNACIONAL

Lapid y Bennett
Lapid y Bennett ABIR SULTAN | Efe

El ultranacionalista Bennett despeja el camino para un Gobierno de unidad con partidos de derecha, izquierde y centro

30 may 2021 . Actualizado a las 21:52 h.

El ultranacionalista Naftali Bennett dio ayer marcha atrás y decidió apoyar a Yair Lapid para generar un cambio político en Israel. «Voy a trabajar con todas mis fuerzas con mi amigo Lapid para formar un Gobierno de unidad. Ninguno de nosotros vamos a poder cumplir con toda nuestra ideología, pero será un Gobierno de todos. No aceptaré formar parte de un Gobierno de derecha liderado por Benjamin Netanyahu. Tendremos este Gobierno del cambio o habrá quintas elecciones», declaró el exlíder colono en un discurso dirigido a la nación.

El miércoles expira el plazo que el presidente, Reuven Rivlin, dio a Lapid, de 57 años, para formar nuevo Ejecutivo y hasta entonces todo es posible en un país que ya ha celebrado cuatro elecciones en menos de dos años.

El dirigente de la pequeña formación ultranacionalista Yamina rectifica y, pese a que durante la reciente operación militar en Gaza aseguró que no respaldaría esta opción, acepta ahora la oferta de Lapid, cuya primera consecuencia será que Netanyahu perderá el poder por primera vez desde hace doce años, todo un seísmo político en el Estado judío. La segunda consecuencia será la formación de un Gobierno de rotación en el que Bennett ocupará en el turno inicial el asiento de primer ministro, para cedérselo luego a Lapid.