La primera ecologista que apunta a lo más alto

Pablo L. Barbero BERLÍN / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Pilar Canicoba

Annalena Baerbock tiene opciones de alcanzar el poder por su tono moderado y pragmático

25 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La recién anunciada candidata a canciller de los Verdes, Annalena Baerbock, se considera un hito por varias causas. En primer lugar, es la primera vez que los Verdes designan a una mujer como candidata a la Cancillería y abandonan su tradicional fórmula bicéfala en la que dos líderes se repartían el protagonismo. Pero sobre todo es un hito porque por primera vez en los cuarenta años de historia de la formación, el partido ecologista cuenta con opciones reales de alcanzar el poder de Alemania.

La encargada de intentarlo será una mujer de 40 años con una gran preparación. Baerbock, jurista especializada en derecho internacional y antigua atleta, destaca por su tono moderado y pragmático, pero tiene una carencia: nunca ha ejercido un cargo gubernamental, ni siquiera a escala regional.

Le falta, por tanto, la experiencia de la gestión pública. Eso no quita para que haya protagonizado un ascenso meteórico en los últimos meses. Baerbock ha protagonizado numerosas apariciones públicas para criticar al gobierno de Angela Merkel por su gestión sanitaria. Armada con una batería inagotable de datos y argumentos, se ha abierto un hueco gracias a su oratoria clara y a una extraordinaria capacidad de dar respuestas rápidas y sólidas a temas complejos.