Haití, otra vez en llamas

La crisis política se recrudece en un país que clama en la calle contra su presidente, que cuenta con el beneplácito de Biden


Bogotá / E. La Voz

Haití atraviesa una nueva crisis política, con manifestaciones continuas desde principios de febrero. Quienes salen a las calles de este país caribeño claman contra el Gobierno del presidente Jovenel Moise, que ha denunciado un intento de golpe de Estado. Son constantes las barricadas y hogueras, que se suman a los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía.

La temperatura política comenzó a elevarse a principios del mes pasado, en el momento en que sindicatos y otras organizaciones de la sociedad civil convocaron una huelga contra Moise. Los problemas terminaron por estallar el 7 de febrero, cuando el Consejo Supremo del Poder Judicial falló que el mandato del líder haitiano había terminado ese mismo día, algo considerado por Moise como un intento de asalto al poder. Existe una fuerte controversia en torno a la fecha final del mandato presidencial. La Constitución haitiana limita el mandato a cinco años, sin posibilidad de extensión.

Moise, un empresario fuerte en el sector rural, ganó la primera vuelta de los comicios de finales del 2015, pero la segunda ronda nunca se celebró, debido a las acusaciones de fraude electoral.

Al mando del Ejecutivo, en un contexto de fuertes protestas callejeras, se situó a un Gobierno provisional. Finalmente no hubo escrutinio, y a finales del 2016 tuvo lugar una nueva elección. Moise tomó posesión de su cargo el 7 de febrero del 2017, y por eso dice tener derecho a continuar en el cargo hasta el 2022.

Los contrarios a Moise, que ya vivió fuertes protestas callejeras en el 2019 por acusaciones de desvío de dinero en el manejo del petróleo venezolano, aumentaron la presión sobre Moise después de la decisión de la Justicia para poner fin a su presidencia. El mismo 7 de febrero, el juez jubilado Joseph Mecene Jean-Louis se autoproclamó presidente interino del país. Fue un día de máxima tensión. Hasta 23 personas resultaron detenidas.

La oposición denuncia que Moise es autoritario, y destaca que gobierna por decreto desde el 2020, cuando el parlamento fue disuelto, pero no se convocaron elecciones legislativas.

El presidente, por el contrario, censura que no le han dejado gobernar, y ha anunciado la celebración de un referendo constitucional para el próximo 25 de abril, así como elecciones al legislativo y a la presidencia el 19 de septiembre de este año. El conflicto haitiano también tiene cierto componente geopolítico. El Gobierno de Moise fue apoyado decididamente por la Administración estadounidense de Donald Trump, y ha obtenido el beneplácito del nuevo Gobierno de Joe Biden y de la Organización de Estados Americanos (OEA). Parte relevante de la izquierda y la izquierda radical latinoamericana, sin embargo, se ha posicionado a favor de la oposición haitiana.

Son los más desfavorecidos quienes más sufren los efectos de la crisis económica, agravada por la crisis política. La violencia y los secuestros se han disparado en el país caribeño. Naciones Unidas calcula que el 40 % de los haitianos necesitarán ayuda para alimentarse este año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Haití, otra vez en llamas