El derechista Lasso disputará al delfín de Correa la presidencia de Ecuador

Los resultados del Consejo Electoral dejan fuera de la segunda vuelta al líder indígena Yaku Pérez, que reitera que hubo fraude

El candidato Guillermo Lasso
El candidato Guillermo Lasso

Madrid / Colpisa

Tras una larga reunión que se prolongó hasta la madrugada, el pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) proclamó este domingo el resultado oficial de la primera vuelta de las presidenciales de Ecuador. El escrutinio, aprobado con el voto de cuatro de los cinco miembros del organismo, confirmó al correísta Andrés Arauz como el candidato más respaldado en los comicios del pasado día 7 y situó en segundo lugar al conservador Guillermo Lasso. El anuncio deja fuera así de la batalla final por la jefatura del Estado al líder indígena Yaku Pérez, que volvió a exigir un recuento al considerarse una víctima del fraude.

Los datos hechos públicos por el CNE adjudican el 32,7 % de los votos a Arauz, de la progresista Unión por la Esperanza. Mientras, con una diferencia de apenas 23.600 votos, se colocan en segundo y tercer puesto el exbanquero Lasso, de la alianza CREO-Partido Social Cristiano, y el dirigente ambientalista Pérez, del movimiento Pachakutik. En concreto, cuentan con un 19,74 % y el 19,39 % de los apoyos, respectivamente. «Hoy la democracia ha triunfado, vamos con ánimo y optimismo a esta segunda vuelta», manifestó el candidato conservador tras anunciarse que disputará el próximo 11 de abril la presidencia del país al delfín de Correa.

Pese a que el CNE no aceptó la petición de Pérez para suspender el escrutinio y realizar un recuento de todas las papeletas en Guayas y del 50 % en otras 16 provincias, el líder indígena no da la batalla por perdida. De hecho, no se descarta que reitere su reivindicación en la fase de impugnaciones que por ley se abrirá a partir de la promulgación de los resultados. A ello se suma que la Fiscalía y la Contraloría han manifestado ya su intención de realizar una revisión del sistema informático electoral para descartar irregularidades.

«¿Cómo es que en tres días estamos en segundo lugar y en el cuarto nos ponen en tercer lugar?... eso es fraude», aseguró Pérez, cuyos seguidores iniciaron el pasado miércoles la denominada 'Marcha por la democracia'. La caravana partió de la localidad de Loja, al sur y cerca de la frontera con Perú, y previsiblemente llegará mañana a Quito para exigir un nuevo escrutinio. «Vamos a llegar ríos de personas, ríos de corazones para decir que nuestro voto se defiende, nuestro voto no se roba», aseguró el líder indígena, con la esperanza de que un giro en los acontecimientos le permita aspirar al poder.

«Transparencia»

La demora en la proclamación de resultados y el ajustado pulso entre Lasso y Pérez -ambos opositores entre sí y al correísmo- llevó a la ONU y a la Organización de Estados Americanos (OEA) a reclamar «transparencia» en el conteo de votos. La exigencia será, si cabe, todavía más decisiva de cara a la segunda vuelta, donde el candidato que resulte vencedor sucederá al gobernante Lenín Moreno, cuyo mandato de cuatro años concluirá el 24 de mayo.

Arauz, quien de la mano de Correa debutó electoralmente, se perfila como el favorito para hacerse con la presidencia. De conseguirlo, se convertiría a sus 36 años en el jefe de Estado más joven de Ecuador en cuatro décadas. Lasso, por su parte, tiene ante sí su tercera oportunidad de intentar llegar al poder después de haber perdido los dos comicios anteriores, en el 2009 y el 2013, frente a Correa, quien vive en Bélgica desde que dejó el poder y fue condenado en el 2020 en su país a ocho años de cárcel por corrupción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El derechista Lasso disputará al delfín de Correa la presidencia de Ecuador