Nigel Farage se reinventa para sobrevivir tras el «brexit»

Rebautiza su formación como el Partido de la Reforma para combatir los confinamientos y cambiar el sistema político

REUTERS

Londres / E. La Voz

Nigel Farage ha vuelto a la primera línea de la política, pero esta vez no para velar por la esencia del brexit, ya es irreversible, ni para atacar a la Unión Europea. El controvertido político pone ahora sus objetivos en casa: primero combatir la estrategia del Gobierno de Boris Johnson para enfrentar el covid-19 y luego cambiar el sistema político británico desde la médula.

«Este segundo confinamiento hace ver que el remedio es peor que la enfermedad y hasta ahora no había nadie en política que representara a quienes están frustrados con estas medidas, pero eso va a cambiar». Así el brexiter confirmó, a través de un vídeo publicado en Twitter a mediados de noviembre, poco después de hacer campaña por Donald Trump, que aprovechará la segunda ola de la pandemia para regresar a la escena con una nueva creación: el Partido de la Reforma del Reino Unido, que sustituirá al Partido del Brexit, que fundó en enero del 2019 para participar en las últimas elecciones al Parlamento Europeo.

«¡Estoy harto!»

Entiende que Johnson «no quiere pasar a la historia como el responsable de miles de muertes» -y por ello ordenó, por segunda vez en menos de seis meses, el cierre de tiendas, pubs, restaurantes, cines, centros deportivos y atracciones turísticas-, pero Farage cree que el premier erró. «¿Qué hacemos mientras esperamos la vacuna milagrosa? ¿Nos encerramos una y otra vez, y vemos como el país se va a la ruina, millones pierden sus trabajos y los suicidios aumentan. O decimos: no nos queda otra más que aprender a vivir con esto?», inquirió. «¡Estoy harto del confinamiento, nos quieren poner en arresto domiciliario», dijo.

Pero el confinamiento sería solo el aperitivo del plan de Farage, porque el gran objetivo es sacudir el sistema político. El eurófobo, ha propuesto reformar la ley electoral para allanarse el camino hacia la Cámara de los Comunes, de la que no ha podido formar parte pese a intentarlo hasta en siete ocasiones, Además, quiere eliminar la Cámara de los Lores. «Hablemos de algunos de los fallos de nuestro sistema: la Cámara de los Lores está llena de compañeros de los primeros ministros», soltó recientemente en una entrevista a un medio sensacionalista. Su propuesta es reemplazarla por un Senado electo democráticamente.

El UKIP, primero, y el Partido del Brexit, después, pese a tener en algún momento hasta el 10 % de intención voto, no ha logrado ni un escaño en Westminster en las sucesivas elecciones, debido a que el sistema favorece a los grandes partidos a la hora de adjudicar diputados.

El columnista de The Guardian, Darren Loucaides, en un artículo advirtió el plan de Farage no solo era acceder a las instituciones sino «colonizar» a los tories y por ello seguirá los pasos del partido Reformista de Canadá, una pequeña formación populista y de ultraderecha creada en la década de los 80 y que a principios de siglo obtuvo más votos que los conservadores. Estos últimos, ante el miedo a desaparecer, aceptaron fusionarse en el 2003, a costa de escorarse más a la derecha.

El manejo de la pandemia ha dañado la imagen de Johnson y de su partido, que hoy está en los sondeos cinco puntos por debajo de los laboristas. El doctor Callum Tindall, de la Universidad de Nottingham, considera que el premier tiene motivos para preocuparse por los pasos de Farage y alertó que las municipales del próximo mayo serán su primer ensayo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nigel Farage se reinventa para sobrevivir tras el «brexit»