La droga y la violencia inundan las calles argentinas

Guillermo Redondo BUENOS AIRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

«Ya no se respeta nada», denuncia Manuel López, presidente del Centro Gallego de Santa Fe

29 mar 2020 . Actualizado a las 11:14 h.

Argentina vive un repunte inusitado de los homicidios y una preocupación constante por la inseguridad. Desde el inicio de año las cifras aún no oficiales muestran un aumento de los crímenes en varias regiones. La ciudad de Rosario, la más golpeada del país, vive una encrucijada por el narcotráfico donde hasta 62 personas han perdido ya la vida.

Argentina luce actualmente el logro de ser uno de los países con menos homicidios de Latinoamérica. La línea descendente de los últimos años llegó a situar a finales del 2019 al país en una cifra de cinco homicidios cada 100.000 habitantes, distantes de los 6,6 del 2015 y de los 7,6 de 2014. Pero el inicio de año en el país austral ha sido más accidentado de lo esperado. Y Rosario está viviendo un inicio especialmente sangriento.

La ciudad está atravesada por el tráfico de drogas. «Rosario sufre estas cuestiones constantemente. Hoy te toca a ti, mañana a mi», explica el presidente del Centro Gallego de la ciudad, oriundo de Pontevedra, Guillermo Picallo. La situación es complicada y la policía no puede controlarlo, aunque asegura que están acostumbrados, que, en mayor o menor medida siempre ha sucedido. «No puedes salir a la calle porque te roban la cartera a punta de pistola. A las mujeres las pegan, las tiran al suelo…», dice Picallo.