Maduro va ahora contra los partidos tras desmontar el Parlamento

La Eurocámara condena el «intento de golpe de Estado» del régimen de Maduro

Prensa Miraflores | Europa Press

Caracas / corresponsal

El régimen de Nicolás Maduro sigue avanzando en su operativo de demolición de la oposición organizada en Venezuela. Tras haber logrado, mediante una maniobra militar, designar una junta directiva alternativa en la Asamblea Nacional, ahora comenzó a conceder los símbolos de los partidos políticos a diputados que desertaron de la oposición desde diciembre, cuando se anunció que son objeto de una investigación del Legislativo, por supuestamente aceptar sobornos de allegados al régimen.

El primer afectado es Primero Justicia, uno de los partidos más grandes del país, cuyos símbolos serán entregados a José Brito, uno de los diputados implicados en el llamado escándalo de los CLAP. A Primero Justicia pertenecen, entre otros, el excandidato presidencial Henrique Capriles, que creó el partido junto con Julio Borges (exiliado en Colombia) y Leopoldo López, que luego cambiaría de formación.

La maniobra es tan burda como la toma militar del Palacio Legislativo el 5 de enero. En este caso, algunos centenares de «militantes» de PJ se reunieron a las puertas del Tribunal Supremo de Justicia para pedir la «democratización» del partido y la entrega de las siglas a Brito. Algunos de ellos afirmaron a la prensa, a cara descubierta, que les habían pagado y entregado camisetas amarillas, alusivas a la organización, para que hicieran bulto.

El chavismo ha venido aplicando el pase de las siglas de los partidos políticos a sus afectos, usando para ello al Tribunal Supremo de Justicia.

Ahora, señalan analistas, va contra los partidos del Grupo de los 4 (G4), que conforman la gran mayoría de la oposición y en el que, además de PJ, están los socialdemócratas Un Nuevo Tiempo y Acción Democrática, así como Voluntad Popular, partido actual de López y del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, del cual se dice que será el próximo en pasar a hombres de paja de Maduro.

Condena de la Eurocámara

El Parlamento Europeo condenó ayer con firmeza lo que considera un «intento de golpe de Estado» de Maduro y de sus «aliados» los incidentes que impidieron la elección del presidente de la Asamblea Nacional el 5 de enero, al tiempo que han reafirmado su apoyo a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. La resolución fue adoptada en el pleno por 471 votos a favor, 101 en contra y 103 abstenciones.

Aunque apuestan por seguir trabajando en iniciativas como el Grupo Internacional de Contacto, los eurodiputados piden al jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, que aumente la presión sobre el régimen chavista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Maduro va ahora contra los partidos tras desmontar el Parlamento