Johnson arenga al Parlamento para que respalde, a la cuarta, el «brexit»

Sostiene que ha llegado «finalmente el momento» de apoyar la salida de la UE


REDACCIÓN

«Es el momento de que esta gran Cámara de los Comunes una al país hoy». El primer ministro británico, Boris Johnson defiende esta mañana ante el Parlamento el acuerdo alcanzado esta semana con la UE para consumar un divorcio consensuado entre el Reino Unido y Europa, para el que necesita la luz verde de la Cámara. Ha asegurado que ha llegado «finalmente el momento» de apoyar el brexit, cuyos acuerdos Westminster rechazó ya en tres ocasiones previas.

En la sesión extraordinaria de hoy, bautizada por la prensa como «súper sábado», Johnson necesita 320 de los 650 votos del Parlamento, una mayoría que no tiene asegurada, aunque los últimos cálculos de la BBC le dan 310 a favor, frente a 302 contrarios y 27 indecisos.

En su intervención -sin límite de tiempo- el líder tory ha asegurado que los términos del acuerdo alcanzado el jueves con Bruselas permitirán a los británicos recuperar el control y dar cumplimiento a lo que salió de las urnas, haciendo efectiva la salida de la UE a partir del 31 de octubre. Ha sostenido que el pacto «respeta las sensibilidades» existentes sobre la frontera irlandesa y que acuerdo aduanero asegura un acceso «sin restricciones» de los productos de Irlanda del Norte al resto del país. El Partido Unionista Democrático (DUP, por sus siglas en inglés) ha avanzado que votará en contra, al igual que los laboristas de Corbyn.

De hecho, Johnson y el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, han chocado en la defensa de sus posturas contrapuestas sobre el brexit. Mientras que el primer ministro reiteró que el acuerdo ofrece «grandes perspectivas» de cara al futuro y que ni el pueblo británico ni los líderes de los 27 «tienen ganas de volver a enfrentarse a un posible retraso», además de que «aquí nadie quiere bajar los estándares de vida de nadie», Corbyn sostuvo que este último acuerdo es incluso peor que el alcanzado previamente por la predecesora de Johnson, Theresa May y que  «la gente se va a dar cuenta. A ellos no les van a engañar».

Explicó, además, que pone en peligro los derechos de los trabajadores. «El voto de hoy no ofrece certeza alguna a una población que no tendrá la última palabra», dijo, para reclamar que «nadie entregue a este Gobierno un cheque en blanco sobre los derechos de los trabajadores. Un voto por el brexit es un voto a favor de los recortes, y pone los puestos de trabajo de miles de personas en peligro».

Pase lo que pase, Boris gana

Miguel-Anxo Murado

A lo largo del día de hoy ya se sabrá si el acuerdo para la salida de Gran Bretaña de la UE negociado por Boris Johnson ha sido aprobado por el Parlamento o no. A la hora de escribir este artículo la cosa estaba en el aire, pero, paradójicamente, sí se podía señalar ya un ganador: Boris Johnson. Pase lo que pase hoy en Westminster, el primer ministro sale beneficiado, aunque esta afirmación requiere de algún matiz, como luego se verá.

Si la moción se aprueba, el triunfo de Boris será incontestable. La UE aseguró que no renegociaría el acuerdo anterior con Theresa May, que nunca eliminaría la salvaguarda irlandesa y que Johnson no tenía una oferta coherente que se pudiese siquiera discutir. Al final, Johnson ha podido demostrar que ninguna de las tres cosas era cierta. Si ahora logra coronarlo todo con un voto afirmativo, se convertirá en el hombre que ha resuelto el asunto más irritante y pegajoso de la política británica de las últimas décadas. En teoría, tendría que arrasar en las elecciones, que son inminentes, y garantizarse una mayoría absoluta durante los próximos cinco años.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Johnson arenga al Parlamento para que respalde, a la cuarta, el «brexit»