Johnson tiene un plan para burlar la ley que prohíbe el «brexit» abrupto

Enviará una solicitud de prórroga a Bruselas para acto seguido retractarse

«Una falta de acuerdo causará mucho trastorno en Irlanda», afirmó el primer ministro de Irlanda en la rueda conjunta conJohnson
«Una falta de acuerdo causará mucho trastorno en Irlanda», afirmó el primer ministro de Irlanda en la rueda conjunta conJohnson

Londres / E. La voz

El Reino Unido solo puede dejar la Unión Europea el 31 de octubre si logra antes un acuerdo con sus todavía socios, pero si no lo consigue el Gobierno deberá pedirle a Bruselas otra prórroga de tres meses, porque la ley que prohíbe el brexit sin acuerdo entró en vigor este lunes tras ser sancionada por la reina Isabel II. Pero ni la entrada en vigor de la ley ni las amenazas de la oposición de llevarlo a los tribunales, en caso de que no lo cumpla, no preocupan al primer ministro Boris Johnson. Tiene ya un plan para burlar la norma sin quebrantarla.

En Downing Street habrían decidido enviarle una carta a la Comisión Europea solicitando una nueva extensión del artículo 50 del Tratado de Lisboa, para acto seguido enviarle otra explicando que no quieren una prórroga, reveló el diario The Daily Telegraph tras conversaciones con asesores del premier.

De esta manera Johnson acataría lo dispuesto en la ley, pero al mismo tiempo se mantendría firme en su plan de lograr la salida el 31 de octubre, ya sea con acuerdo o sin él. Según el diario, Johnson buscaría así agotar la paciencia de los 27 y evitar que le concedan la prórroga, por lo que solo quedaría la opción de negociar un nuevo acuerdo en el Consejo Europeo de los días 17 y 18 de octubre.

 La información fue respaldada con las declaraciones de algunos ministros, quienes aseguraron que el premier solo irá a Bruselas a negociar un acuerdo de salida, no a pedir otro plazo para ejecutar el brexit. «Irá a intentar conseguir un acuerdo (…) No pedirá una nueva extensión en esa reunión», declaró el ministro de Economía, Sajid Javid, a la BBC. 

Fraude a la ley

Los planes del Gobierno, sin embargo, podrían costarle rendir cuentas ante la Justicia. «Si envía una carta complementaria a la UE que deliberadamente entra en conflicto con ese requisito, está incumpliendo deliberadamente la ley», advirtió el exdirector de la Fiscalía Ken MacDonald. Agregó que de darse este escenario los juzgados solo tendrían una opción, que sería dictar «una orden judicial que obligue al primer ministro a hacer lo que debería ser lo primero para él: obedecer la ley».

En similares términos se pronunció el exmagistrado del Tribunal Supremo lord Sumption. «Enviar la carta y luego intentar neutralizarla me parece claramente una violación de la ley», afirmó.

Pese a sus deseos por adelantar las elecciones generales, Boris Johnson mantuvo su decisión de cerrar el Parlamento durante cinco semanas, lo cual impedirá que el legislativo dar el visto bueno a esta solicitud. No obstante la sesión de este lunes no tuvo sabor a despedida, sino de continuación de la guerra. Los diputados debatieron la moción para obligar al Gobierno a publicar los documentos relacionados con los preparativos del brexit sin acuerdo y las propuestas para lograr un acuerdo. Además debían votar esta noche por segunda vez si aceptan el adelanto electoral. Se daba por hecho que votarán no. 

El primer ministro de Irlanda advierte que no existe una «ruptura limpia» con la UE 

El primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, no tuvo problemas en poner los puntos sobre las íes ante Boris Johnson y le advirtió que, aunque se vaya por las bravas, no será una «ruptura limpia» con la UE. En un duro mensaje a su homologó británico, de visita a Dublín, el Taoiseach afirmó que con un divorcio duro el Reino Unido volverá al punto de partida y tendrá que negociar sobre los mismos asuntos en los que se niega a ponerse de acuerdo ahora. «La historia del brexit no terminará si el Reino Unido se va el 31 de octubre o incluso el 31 de enero. No existe una ruptura limpia. No es posible acabar de un plumazo con el asunto. Al contrario, entraremos en una nueva fase», dijo.

 Boris Johnson insistió en decir que aún confía en lograr un acuerdo con la UE, porque de lo contrario representaría «un fracaso» para todos los implicados. Incluido él. «Nuestros Gobiernos han pasado tres años masticando este problema (…). Un brexit sin acuerdo sería un fracaso político del que todos seríamos responsables», afirmó

Varadkar también denunció que Londres no ha presentado, hasta el momento, ninguna propuesta para reemplazar a la salvaguarda irlandesa que tanto rechaza, el llamado backstop. «Estamos abiertos a todas las alternativas legales que puedan funcionar, pero no las hemos recibido hasta ahora», dijo. «No vamos a reemplazar una garantía legal con una promesa. Las apuestas son altas», concluyó.

John Bercow dejará de poner «¡Ooorden!» en el Parlamento británico el 31 de octubre

Juan Francisco Alonso
John Bercow, durante una sesión en Westminster
John Bercow, durante una sesión en Westminster

Desde el 2009 ha puesto orden a la Cámara Baja con su peculiar teatralidad, y en los ultimso años lidiado con los duros debates a cuenta del «brexit»

«¡Ooorden!, ¡ooorden!». Estos gritos durante los acalorados debates sobre el brexit han convertido al presidente del Parlamento, John Bercow, en un personaje famoso. En las redes sociales pueden verse cientos de vídeos del político tratando de evitar que el legislativo terminara como un patio de escuela a la hora del recreo. Pero sus teatrales gritos tienen los días contados. El speaker de la Cámara de los Comunes, de baja estatura y gusto por las corbatas llamativas, anunció que renunciará a su cargo el 31 de octubre y que no volverá a postularse a la reelección como diputado en las próximas elecciones.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Johnson tiene un plan para burlar la ley que prohíbe el «brexit» abrupto