Von der Leyen paga el peaje a sus apoyos en la Comisión Europea

París y Varsovia, las primeras visitas de la futura presidenta

Von der Leyen, tras reunirse con el polaco Morawieck
Von der Leyen, tras reunirse con el polaco Morawieck

BRUSELAS / CORRESPONSAL

París la puso en las quinielas y Varsovia levantó la barrera que separaba a Ursula Von der Leyen del timón de la Comisión Europea. Por eso la alemana escogió esta semana a ambas capitales para iniciar una gira europea con la que ganar popularidad y devolver favores. Un gesto de gratitud y también de peaje. Porque la luz verde a su candidatura no le ha salido gratis. Tiene hasta finales de agosto para diseñar su equipo de comisarios. Francia y Polonia aspiran a tener carteras de gran poder e influencia.

El presidente francés, Emmanuel Macron, fue el primero en recibirla. Lo hizo este martes, en el Elíseo. No es para menos. El liberal fue quien invocó su nombre para desbloquear las negociaciones a 28 convocadas para repartir los altos cargos de la UE. El veto político impuesto por Visegrado (Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia), a la designación de Frans Timmermans -su bestia negra-, se superó gracias a la astucia del galo, quien no dudó en romper relaciones con sus «aliados» socialdemócratas para conseguir una de las mejores porciones del pastel: La presidencia del Banco Central Europeo (BCE). La apuesta de Macron por Von der Leyen es triplemente estratégica: Le permite insuflar energía al eje francoalemán, le otorga más poder en la UE y le garantiza un buen puesto en el reparto de carteras. 

Cuentas pendientes

La alemana es consciente de que tiene cuentas pendientes con su padrino francés, por eso no dudó en acudir a su encuentro para recoger su lista de deseos, prioridades y los nombres de posibles candidatos y candidatas franceses al puesto de comisario. «Me siento totalmente identificado con su proyecto, de fuerte ambición climática (…) de la Europa de progreso social, de la convergencia, con su propuesta de llegar a un salario mínimo para la reconversión social tras la crisis», deslizó Macron dejando entrever cuáles serán sus carteras preferentes, relacionadas con la transformación de la economía, el empleo y el clima.

El peso político en la UE, escorado hacia los países de la Europa Occidental tras el reparto de cargos el pasado mes de junio, ha dejado a la mitad del club viudo. Los socios del este no ocuparán ninguno de los asientos clave y eso es algo que Von der Leyen tendrá que enmendar. Polonia y Hungría quieren que la alemana satisfaga buena parte de sus demandas. No solo por ser ignorados en el reparto de cargos, también como recompensa por haber apoyado su candidatura a presidir la Comisión Europea. Tanto los votos del Fidesz (13) del primer ministro húngaro, Víktor Orbán, como los del PiS (26) que gobierna en Varsovia fueron cruciales para superar el examen de la Eurocámara el pasado 16 de julio. 

Apoyo condicionado

«El apoyo de Hungría no es incondicional», le recordó el Secretario de Estado magiar, Zoltan Kovacs. Orbán quiere que su país tome la batuta de carteras relacionadas con la ampliación de la UE. Pero será Polonia quien elija antes. «Es un país importante dentro de la UE y para mí es una prioridad visitar Varsovia junto a Berlín y París», declaró Von der Leyen el jueves, a su llegada a la capital polaca. La alemana quiere empezar con buen pie la legislatura y, para ello, tendrá que templar las relaciones con un país que tiene abiertos expedientes de infracción por poner en peligro el Estado de derecho. Consciente de que no podrá dar un simple carpetazo a dichos procedimientos, la alemana optó por tender la mano al «diálogo» y al «respeto mutuo». El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, expuso sus quejas y demandas. Exigió extender el mecanismo de supervisión del Estado de derecho a toda la UE, excusó su rechazo a los refugiados asegurando que en su territorio acogen a un millón de ucranianos desplazados por la ocupación rusa y justificó su oposición a los objetivos climáticos alegando que la industria de su país no está tan desarrollada como las occidentales. ¿Qué hay de las carteras? Cualquiera relacionada con estos tres frentes les iría bien.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Von der Leyen paga el peaje a sus apoyos en la Comisión Europea