Chavismo y oposición negocian comicios con supervisión exterior

Los contactos se reanudan en Barbados con mediación noruega

El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó
El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó

Caracas / Corresponsal

El regreso de la fracción del chavismo a la Asamblea Nacional, la aceptación de la mayoría opositora en el Parlamento y un proceso de liberación de presos políticos que derive en nuevas elecciones en nueve meses, con el voto de los venezolanos en el exterior y un consejo electoral supervisado internacionalmente. Estas son las exigencias que la oposición venezolana lleva a la mesa de negociación en Barbados, tras aceptar reanudar los contactos con la mediación de Noruega.

Un punto está dificultando cualquier entendimiento, según aseguraron fuentes de la oposición a La Voz: Nicolás Maduro no quiere abandonar el poder durante ese período de transición, y bajo ningún concepto aceptaría entregárselo a Juan Guaidó, líder del Parlamento venezolano y reconocido como presidente encargado por 55 países.

Maduro supuestamente ya ha aceptado no ser candidato presidencial en unas eventuales elecciones, decisión que habría tomado para asegurar la supervivencia de su movimiento político y, por supuesto, la protección para su figura y la de sus más cercanos, según las mismas fuentes. 

Posibles aspirantes

Entre los posibles candidatos a las elecciones, se habla del gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez (uno de los políticos mejor considerados del oficialismo) o incluso de Diosdado Cabello, número dos del chavismo.

El ministro de Comunicación de Maduro, Jorge Rodríguez, ha señalado que la nueva ronda de negociaciones en Barbados habla de la «tenaz voluntad de diálogo» del mandatario chavista, mientras que Guaidó, el domingo, señaló que acuden a la isla caribeña con su plan de tres pasos para restituir la democracia en el país sudamericano.

El primer paso es el «cese de la usurpación», es decir, el reconocimiento de Maduro de que su mandato es ilegítimo tras el 20 de mayo del 2018, cuando fue designado presidente en un proceso electoral sin reconocimiento internacional ni interno.

El regreso del chavismo al Parlamento, que abandonó en el 2017 al verse en minoría de dos a uno, buscaría, según estas fuentes, la designación de un consejo electoral que garantice un mínimo de credibilidad a los venezolanos, y que pueda organizar unos comicios con supervisión internacional, además de limpiar un registro electoral sobre el que penden múltiples sospechas; y hacer las modificaciones legales que permitan el voto de los venezolanos en el exterior. Otro factor que dificulta el acuerdo es la credibilidad de Maduro, quien en negociaciones anteriores acudió con tantas exigencias y peticiones que hizo imposible alcanzar cualquier acuerdo político.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Chavismo y oposición negocian comicios con supervisión exterior