El rostro amable del inevitable divorcio entre Londres y Bruselas

Jeremy Hunt
Jeremy Hunt

El actual ministro de Exteriores, Jeremy Hunt (Londres, 1966), es el reverso de su rival Boris Johnson. Cuando las discrepancias con Theresa May por la gestión del brexit se hicieron insoportables y el exalcalde de Londres dimitió de su puesto en el Gobierno, la primera ministra eligió a Hunt para suceder a Johnson al frente de una cartera de la relevancia de Exteriores.

Su perfil no tiene nada que ver con los de los maquiavélicos Boris Johnson o Michael Gove, curtidos durante años en las maniobras en la oscuridad. Moderado en las formas y en el tono de su discurso, durante la campaña de la consulta para la salida de la UE se mostró partidario de la permanencia del Reino Unido. Pero, una vez conocido el resultado, no tuvo problemas en sumarse al bando de los brexiters. Antes de llegar a su actual puesto, Hunt había estado durante seis años al frente del departamento de Sanidad. Diputado en Westminster desde el 2005, había sido ministro de Cultura en el Gobierno de coalición del 2010 hasta que fue destinado a Sanidad tras encargarse de supervisar los Juegos Olímpicos del 2012 en Londres.

En la cuestión crucial a dirimir en los próximos meses, el divorcio con Bruselas, quiere renegociar el actual acuerdo, e insiste en que no hay que obsesionarse con la fecha del 31 de octubre. Justo lo contrario que Johnson.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El rostro amable del inevitable divorcio entre Londres y Bruselas