Bolsonaro apoya a Macri para evitar «más Venezuelas»

El presidente brasileño apuntala su alianza ideológica con Buenos Aires antes de las presidenciales argentinas

Bolsonaro y Macri se saludan antes de ofrecer una comparecencia conjunta en Buenos Aires
Bolsonaro y Macri se saludan antes de ofrecer una comparecencia conjunta en Buenos Aires

Brasilia / Corresponsal

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se presentó este jueves en Buenos Aires para su tercer encuentro en apenas cinco meses de mandato con su homólogo argentino, Mauricio Macri, el primero de carácter de visita oficial. En una capital argentina vallada por las manifestaciones en contra de la presencia del líder ultraconservador, la cita se lee en clave de apoyo de Bolsonaro a su socio predilecto en la zona ante la posibilidad de que Cristina Fernández de Kirchner alcance la vicepresidencia del país en las próximas elecciones. Pero lejos de la retórica de bloques ideológicos, la visita tiene importantes lecturas económicas y de estrategia política a corto plazo para ambos líderes.

«Pido al pueblo argentino que le bendiga Dios y que vote, no con emoción, sino con razón», exhortó en un brevísimo discurso Bolsonaro en la Casa Rosada. Por si quedaban dudas, apuntaló: «No queremos más Venezuelas». El saludo entre Macri y su homólogo es un arma de doble filo para el conservador argentino, al identificarse con un líder polémico y de creciente impopularidad fuera de Brasil. Las protestas «contra el odio» que representa el brasileño, previstas para la noche, son indicio de ello. Todo mientras Argentina hierve ante la posibilidad del regreso del kirchnerismo en las presidenciales de octubre.

Bolsonaro llegó a Buenos Aires para una visita relámpago y acompañado de siete ministros de todas las alas de su Gobierno: la más ideológica, representada por el ministro de Exteriores, Eduardo Araújo; el de más peso en lo civil, con el ministro de Economía, Paulo Guedes: y dos de los generales responsables de Ciencia y Tecnología y de Seguridad Institucional. De ahí que las discusiones tengan más calado que frenar el resurgimiento de un Gobierno de izquierdas.

Ganar el Mercosur y Venezuela

«Macri perdió el pulso de las reformas», y eso dio alas a los «populismos», criticó el díscolo vicepresidente brasileño Hamilton Mourão en la previa del viaje de Bolsonaro. Un mensaje con clave interna ante los problemas que el mandatario está teniendo para su agenda de medidas económicas. En ese sentido, la visita a Macri ejerce presión para que el argentino amarre antes de las elecciones el tratado de libre comercio del Mercosur con la Unión Europea. El presidente ultra apuesta por Macri para que arregle la economía de Argentina, tercer mayor comprador de productos brasileños (sobre todo, coches) tras China y Estados Unidos, que también es vista como pieza clave en la reeducación ideológica que Bolsonaro quiere para el Mercosur y para la crisis de Venezuela y la amenaza de intervención militar en el país.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Bolsonaro apoya a Macri para evitar «más Venezuelas»