Un gendarme y su perro logran rescatar vivo a un niño de 12 años sepultado por un alud en Saboya


Redacción / la voz

Un niño fue rescatado con vida el pasado miércoles tras haber pasado cuarenta minutos sepultado bajo una avalancha de nieve que cayó mientras esquiaba en un sector fuera de la pista de la estación de La Plagne (Saboya, Francia), informó el servicio de socorro de montaña.

El niño, de 12 años, acababa de dejar una pista debidamente señalizada de la estación junto a sus padres, cuando fue arrastrado poco después de las dos de la tarde por un alud de nieve de 150 por 200 metros.

Cuarenta minutos más tarde, fue encontrado por un perro de los rescatadores de la CRS (Compañía Republicana de Seguridad) de Courchevel, que trabajaron junto a los encargados de la pista de la estación desde poco después del accidente buscando al niño bajo la nieve. Un gendarme fue el encargado de sacar de nuevo a la superficie al menor

«Es un milagro porque no llevaba un detector de víctimas de avalanchas (DVA). Las posibilidades de supervivencia son escasas después de quince minutos bajo la nieve. Tuvo mucha suerte de que el perro hubiera marcado un solo lugar», subrayaron los socorristas.

El accidentado, con una pierna rota, fue trasladado al hospital de Grenoble, donde fue puesto bajo observación.

El ministro del Interior de Francia, Christophe Castaner, dijo en Twitter que el agente, Raphaël C., y su perro, Gétro, son «héroes cotidianos» y recordó a los franceses de que hay que seguir los consejos de seguridad en la nieve.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Un gendarme y su perro logran rescatar vivo a un niño de 12 años sepultado por un alud en Saboya