«Cállate o muere»

mikel ayestarán JERUSALÉN / COLPISA

INTERNACIONAL

JIM WATSON

El posible asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi se interpreta como un «escalofriante aviso a la disidencia»

12 oct 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

«El silencio y el miedo llegarán más tarde, ahora estamos en estado de shock y enfado», confiesa el analista egipcio Amr Khalifa, seguidor del desaparecido periodista Jamal Khashoggi y una de las voces árabes críticas en la diáspora que piensa que lo ocurrido con su colega saudí es «un mensaje escalofriante a toda la disidencia».

Las investigaciones para intentar esclarecer el paradero de Khashoggi avanzan entre las filtraciones de la seguridad turca, que apuntan a un asesinato, el silencio de Riad y el temor creciente entre los analistas de la región. Amigos personales del desaparecido, algunos que han compartido más de una década de trabajo en la misma redacción, piden el anonimato, responden con monosílabos y definen este momento como «muy triste y perturbador». Khalifa piensa que, de confirmarse el asesinato, el efecto que persigue es «silenciar a nivel global» a las voces árabes críticas con Riad, sobre todo si son saudíes. El mensaje de Mohamed bin Salman es simple y maquiavélico: «Cállate o muere».

Ante la falta de avances sobre el terreno, se miró al exterior en busca de alguien que arroje luz sobre el caso. Después de más de una semana, Donald Trump declaró a la cadena Fox que cuenta con expertos siguiendo el asunto de cerca y que «vamos a trabajar con Turquía y con Arabia Saudí. Queremos saber qué ha ocurrido». A las pocas horas, fuentes oficiales en Ankara desmintieron al presidente y aseguraron que «la información de que EE.UU. ha mandado investigadores no es correcta». De hecho, ayer trascendió la creación de un equipo investigador turco-saudí.