París se prepara para revivir el Mayo del 68

Las instituciones francesas quieren reinventar la revolución cultural

El movimiento de protesta que tomó las calles de París en el 68 transformó la sociedad francesa
El movimiento de protesta que tomó las calles de París en el 68 transformó la sociedad francesa

París

Para celebrar el 50 aniversario de la revolución de Mayo del 68, París volverá a levantar el asfalto para encontrar la playa. Medio siglo después de la mayor huelga de la historia de Francia, las principales instituciones culturales de la capital han decidido unir fuerzas para crear un programa común y celebrar «el espíritu del 68». «Hace 50 años, el movimiento de protesta de Mayo del 68 dio la vuelta a las calles de París, de Nanterre, y a las mentes en toda Francia. Vinculado a un vasto movimiento internacional de protesta, transformó profundamente la sociedad francesa», cita el comunicado emitido por el Centro Pompidou, principal impulsor de los festejos, en nombre del resto de instituciones.

El centro, creado en 1977, liderará la programación con Mayo del 68: Asamblea general, una «ocupación permanente del foro durante más de tres semanas en forma de exposiciones, debates, actuaciones, proyecciones y talleres, todo en entrada libre». El nombre del evento es uno de los muchos guiños a los lemas de la revuelta estudiantil, como el que pintaron en la entrada del teatro del Odéon durante su ocupación: «Cuando la Asamblea Nacional se convierte en un teatro burgués, los teatros burgueses deben convertirse en asambleas nacionales».

El Palacio de Tokio, templo del arte moderno de la capital, también hará honor a las reivindicaciones que nacieron durante la revolución, vistiendo su fachada trasera con «una pintura monumental» sobre la cual el grafitero español Escif va «a reproducir las escrituras que acompañaron a los estudiantes durante las revueltas de Mayo del 68». El artista valenciano dejará sitio para otras pequeñas rebeldías más contemporáneas: las de algunos de los visitantes del museo. A los: «Seamos realistas, pidamos lo imposible» y «Elecciones, trampa para tontos» se unirán los grafitis clandestinos trazados en los baños del edificio.

La Universidad de Nanterre, al oeste de París, celebrará el 50 aniversario de la noche del 22 de marzo. Entre las paredes de la entonces facultad de la Sorbona, los estudiantes, liderados por Daniel Cohn-Bendit, fundaron un movimiento anticapitalista que se convirtió en la chispa que encendió las revueltas. Como punto de partida de las protestas, la universidad dedicará todo el año al tema 1968-2018: Propongamos!, declinado en varios eventos destinados a «reinventar el espíritu del 68». La Biblioteca Nacional de Francia también rendirá honor a Cohn-Bendit con la exposición Iconos de Mayo del 68, las imágenes tienen una historia, que incluirá un retrato de Dany el Rojo y la fotografía de La Marianne del 68. De la misma manera, Bellas Artes se centrará en las imágenes de las protestas, en particular los carteles, pinturas, películas y fotografías que conforman la cultura visual de la extrema izquierda francesa. Cincuenta años después de que diez millones de huelguistas ocupasen las calles en todo el país, los archivos nacionales revelarán en la exposición 68, los archivos del poder, documentos inéditos provenientes «del otro lado de la barricada»: de las oficinas de la Administración, de la prefectura de Policía o del poder ejecutivo, que se enfrentó a la mayor huelga de la historia de Francia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

París se prepara para revivir el Mayo del 68