Sicilia vota en un ensayo general de las legislativas del 2018

La coalición liderada por Berlusconi y el xenófobo Salvini parte como favorita


Roma / Corresponsal

Los comicios regionales que celebran hoy Sicilia son un ensayo general de las elecciones generales que tendrán lugar en Italia en la primavera del 2018. En esta prueba electoral han tomado cuerpo las primeras alianzas. La derecha selló el Pacto dell’arancino, llamado así en honor a la famosa croqueta de arroz siciliana, plato principal de la cena que reunió el jueves a Silvio Berlusconi, de Forza Italia; Matteo Salvini (la xenófoba la Liga Norte) y Giorgia Meloni (Hermanos de Italia). Según los últimos sondeos, el candidato de esta coalición de derechas, Nello Musumeci, ganará las elecciones a la Asamblea de Sicilia con un porcentaje de votos de entre el 40 % y el 35 %.

En segundo lugar se sitúa el Movimiento 5 Estrellas, que ha visto como su candidato Giancarlo Cancelleri ha ido perdiendo fuerza. Aunque le dan un 33 % de intención de voto, los seguidores de Beppe Grillo temen que solo llegue al 30 %, sobre todo después de los escándalos en que se han visto envueltos varios miembros de su lista. Primero fue Angelo Parisi, aspirante a dirigir un ministerio, que en un tuit amenazó con quemar vivo al diputado del Partido Democrático (PD) Ettore Rosato, autor de la nueva ley electoral. Cancelleri también tuvo que eliminar de su lista a Gionata Ciappina, tras ser condenado a dos años de prisión, lo que va contra las reglas de M5E que prohíbe candidatos con condenas.

El gubernamental PD, a pesar de haberse aliado con los centristas de Alianza Popular (AP), del siciliano Angelino Alfano, y con una lista independiente, solo obtendrá el 15 % de los votos, poco más que la extrema izquierda que se coloca cuarta con casi el 14 %.

La derrota de los de Matteo Renzi es ya tan clara, que en los últimos días ningún político importante del PD se ha molestado en ir a la isla a dar su apoyo al candidato Fabrizio Micari. Al contrario de lo que ha hecho la derecha, con Berlusconi y Salvini en cabeza, y los del M5E, entre ellos el fututo candidato al Gobierno italiano, Luigi Di Magio.

Hoy también vota el distrito de Ostia, tras dos años intervenido judicialmente a causa de la infiltración mafiosa en el Gobierno municipal. Los 250.000 habitantes del barrio costero de la capital tienen nueve candidatos donde elegir, pero solo dos pasarán a la segunda vuelta. También aquí la partida se juega entre la derecha y el M5E. Para los de Grillo es un test sobre si la alcaldesa romana, Virginia Raggi, que aquí consiguió más del 76 % de los votos, mantiene la popularidad o, como indican todas las encuestas, está en caída libre. Quien peor parado saldrá es el PD, partido al que pertenecía el último presidente, destituido y condenado por mafia.

La derrota del PD en Sicilia y los malos resultados de Ostia serán decisivos para Renzi. Su liderazgo podría tambalearse y alejarse la posibilidad de su vuelta al Gobierno de Roma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Sicilia vota en un ensayo general de las legislativas del 2018