Los países del Golfo imponen a Catar unas demandas imposibles

Exigen el cierre del canal Al Yazira, así como romper relaciones con Irán y la retirada turca de una base militar


Estambul / E. La Voz

Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes y Baréin han enviado a Catar una lista de trece demandas para poner fin al bloqueo que le impusieron el 5 de junio. Entre ellas están el cierre del canal de noticias Al Yazira, la reducción de los vínculos políticos con Irán y la clausura de la base militar turca. Doha tiene diez días para cumplir con estas demandas con aires de ultimátum y terminar así la peor crisis entre los países del Golfo en las últimas décadas. Riad y sus aliados no han tenido en cuenta la petición del secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, que a principios de esta semana pidió que la lista de exigencias a Doha tendría que ser razonable y viable.

La draconiana lista, cuya filtración a varias agencias molestó a sus autores, incluye la exigencia a Catar de romper los lazos con «organizaciones terroristas, sectarias e ideológicas» como los Hermanos Musulmanes -ilegalizada en el resto de países árabes-, el Estado Islámico, Al Qaida , Hezbolá y Fatah al Sahm (antes Frente al Nusra), y poner fin a los contactos con opositores de los reinos árabes.

También está obligado a revocar la nacionalidad a los que violen leyes de los cuatro países árabes que lideran el bloqueo. Además, Doha deberá además pagar una compensación económica por las consecuencias de sus políticas y detener la financiación de grupos terroristas.

La petición de cerrar el canal de noticias no ha pillado por sorpresa a nadie. Al Yazira es muy popular en el mundo árabe, y su cobertura de estos países en momentos de conflicto, como la primavera árabe, ha sido visto como una amenaza por los líderes de la región. La cadena ya aseguró que no piensa acatar el cierre tras tachar la petición de «intento de silenciar la libertad de expresión en la región».

Se da por descartado que Catar acepte unas demandas que suponen un injerencia extranjera en su soberanía, pero el pequeño reino del Golfo se encuentra en una situación muy comprometida no solo a nivel político, sino que también se enfrenta a la dificultad de obtener provisiones.

Turquía, único aliado

Ankara es el único aliado de Doha. El presidente Recep Tayyip Erdogan ha instado al rey saudí a que retirará el bloqueo antes del fin este domingo del Ramadán, pero la única respuesta obtenida ha sido la inclusión en la lista de demandas de la retirada militar turca de Catar. Ankara ha criticado que los países árabes exijan el cierre de la base turca y no la estadounidense, la francesa o la británica. El ministro de Defensa, Fikri Isik, dijo que la petición es una interferencia en las relaciones entre Ankara y Doha.

El pasado jueves llegaron la primera tanda de soldados y vehículos blindados turcos, según el acuerdo de entrenamiento y cooperación con las fuerzas armadas de Catar, ratificado por Ankara el 7 de junio.

En estas últimas semanas, Turquía ha enviado toneladas de comida y agua a Catar, triplicando el número de exportaciones desde el bloqueo. Lejos de cortar relaciones, Irán también ha enviado alimentos para abastecer a la población catarí.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los países del Golfo imponen a Catar unas demandas imposibles