Los cinco sindicatos argentinos se unen para echarle su primer pulso a Macri

Después de 12 años de diferencias, se movilizan contra los ajustes y los despidos

La Voz

Las cinco centrales sindicales de Argentina dejaron atrás sus diferencias durante los doce años de gestión de Néstor y Cristina Kirchner y se unieron ayer para reprobar en una movilización multitudinaria los ajustes y despidos durante los cuatro meses en el poder de Mauricio Macri.

«Estuvimos desencontrados pero dado la situación que vivimos, estamos juntos», dijo a AFP Antonio Calo, secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), al resaltar que los sindicatos están unidos tras «cuatro meses en que se descuidaron los puestos de trabajo, se apuntaron ajustes y aumentó la pobreza».

Con un operativo pensado para más de 100.000 personas, el centro de Buenos Aires quedó virtualmente bloqueado por una movilización que convocó a cuatro de los cinco líderes sindicales históricos que hasta finales del 2015 no podían verse las caras por su apego o no al kirchnerismo. «Es una convocatoria histórica porque estamos todos juntos para defender a los trabajadores», dijo el líder de la CGT, Hugo Moyano, hasta hace unas semanas considerado sindicalista «amigo» de Macri.

La movilización que sirve para conmemorar por adelantado el 1 de mayo frente a un monumento en el barrio de San Telmo de Buenos Aires, cierra una semana en la que Macri sufrió su primera derrota parlamentaria. El Senado aprobó el miércoles una ley antidespidos que el presidente promete vetar si termina por ser votada en la Cámara de Diputados al considerar que es una «política equivocada» que «destruye el trabajo» y «perjudica a los argentinos».

Las consignas se centran en poner un freno a los despidos a través de la ley de emergencia ocupacional, contra el «tarifazo» de 300 % promedio de los servicios básicos y la inflación que ya ronda el 40 % anual. También anticipan un paro nacional ya si Macri veta ley antidespidos. «Tenemos la esperanza de que el Gobierno convoque al diálogo. Si no podríamos convocar a un paro general para finales de mayo o la primera quincena de junio», dijo a Reuters el secretario general de la CTA Nacional, Pablo Micheli.

«Esperamos que Macri tenga la misma celeridad que tuvo con el campo», dijo irónicamente el dirigente del sindicato de camioneros Pablo Moyano, en referencia a la eliminación de impuestos a la exportación de productos agrícolas que anunció Macri cuatro días después de llegar al poder en diciembre.

Macri siguió la protestas sindicales desde Tucumán, a donde viajó para anunciar un Plan Nacional del Agua con el cual se prevé crear 200.000 puestos de trabajo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los cinco sindicatos argentinos se unen para echarle su primer pulso a Macri