Túnez cerrará cerca de 80 mezquitas para combatir el yihadismo

El ministro del Interior tunecino confirma que la mayoría de los fallecidos en el ataque de Susa procedían del Reino Unido. En España, Pedro Sánchez anima a los partidos a unirse al pacto antiyihadista de PP y PSOE

El ministro del Interior tunecino, Habib Essid
El ministro del Interior tunecino, Habib Essid

El primer ministro de Túnez, Habib Essid, ha confirmado que la mayoría de los 39 fallecidos en el atentado perpetrado ayer por Estado Islámico en un complejo turístico de la playa de Susa eran británicos, lo que confirma la inminente subida de la actual cifra de cinco muertos confirmada por las autoridades británicas. «No voy a dar cifras exactas. Hay fallecidos británicos, alemanes y belgas, pero la mayoría son británicos», explicó el primer ministro en declaraciones recogidas por la cadena británica BBC. 

Cierre de mezquitas

El Gobierno tunecino confirma, además, que anoche decidió cerrar cerca de 80 mezquitas en manos de clérigos salafistas, horas después de que una rama afín al grupo terrorista Estado Islámico se atribuyera la matanza. Habib Essid admitió que el objetivo es recuperar el control de cerca de 80 templos en los que se incita a la violencia y hay indicios de que se promueven y financian ciertos grupos yihadistas.

Horas antes, el presidente del país, Bey Caid Essebsi, ya había advertido que el Estado iba a adoptar medidas sin parangón que no se habían querido adoptar tras la matanza de El Bardo y que pondrían al «país bajo una sola bandera».

La decisión de cerrar las mezquitas, que el mandatario adelantaba con sus crípticas palabras, supone el primer recorte de las libertades que Túnez adapta desde el alzamiento contra la dictadura del huido Zine el Abedin Ben Ali.

Reunión de emergencia en Reino Unido

Por otro lado, el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, ha convocado para esta mañana una reunión de emergencia para evaluar una respuesta nacional a los ataques y coordinar la salida de los turistas británicos que han decidido abandonar el país, unos 2.500 en las últimas horas, según cifras recogidas por la cadena británica.

Ataque indiscriminado

El ataque comenzó cuando un asaltante, armado con un fusil Kalashnikov, comenzó a disparar sin miramientos contra los turistas de la playa y después se dirigió a la piscina del hotel, donde mató a otras cuatro personas. Varios testigos creen que el hombre llegó acompañado en una barca, pero este aspecto de la información todavía no se ha podido confirmar.

El agresor, del que solo se ha divulgado que es un estudiante, así como su procedencia -la localidad de Kairouan- fue abatido a tiros por las fuerzas de seguridad en el mismo complejo. Después, fue detenido un segundo sospechoso cerca de la entrada de la autovía A1, según explicó el secretario de Estado para Interior, Rafik Chelly, a la emisora Mossaique FM. Un tercer sospechoso fue arrestado por la Policía tras impedir su linchamiento por una multitud enfurecida.

Sin embargo, las autoridades tunecinas no han confirmado oficialmente el número de terroristas responsables del ataque y podría haber nuevas detenciones en las próximas horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Túnez cerrará cerca de 80 mezquitas para combatir el yihadismo