El paro, la supresión de ayudas y la subida fiscal disparan la desigualdad

La brecha está en niveles récord desde que hay registros, alerta la OCDE


madrid / la voz

La desigualdad está en máximos históricos en la OCDE -el club de los países más ricos-, en su nivel más alto desde que hay registros, tres décadas atrás. Y España no escapa a esa situación, ya que la brecha entre quienes carecen de recursos y aquellos a quienes les sobran se ha agudizado con la crisis debido al desempleo, la supresión de prestaciones sociales y las subidas de impuestos para contener el déficit público. Así lo recoge el informe Juntos en ello. Por qué una menor desigualdad nos beneficia a todos, presentado en París por la organización que dirige Ángel Gurría.

En términos de diferencia salarial, España ocupa el puesto 24 de una lista de 34 países y la institución subraya que durante la crisis la desigualdad de los ingresos en los hogares se ha incrementado «de manera importante». Constata que la brecha de los ingresos netos «disminuyó desde mediados de los ochenta, pero aumentó fuertemente entre el 2007 y el 2011, aunque ha experimentado un retroceso en el 2012».

El informe insiste en que esta creciente divergencia perjudica el crecimiento económico y prueba que, si se compara con los ingresos de los hogares antes de la crisis, el empobrecimiento ha crecido» de manera considerable» en España, situándola «muy por encima» de la media.

Y es que los salarios de los más pobres cayeron un 13 % al año entre el 2007 y el 2011, mientras que los ingresos del 10 % más rico de la población solo menguaron un 1,4 %, lo que provoca, por ejemplo, que las capas sociales más bajas tengan menos ingresos que sus equivalente eslovacos, aunque sus ingresos medios son «bastante más altos». También subraya el cambio en el perfil de los pobres, pues niños y jóvenes han reemplazado a los mayores como el grupo en mayor riesgo.

Otro dato llamativo es que el 10 % de la población más favorecida acumula el 43 % de la riqueza en España, frente al 50 % en la media de la OCDE, mientras que el 60 % más pobre posee el 20 % de la riqueza de los hogares, porcentaje que cae al 13 % en el conjunto de los países desarrollados. La institución recomienda corregir el desempleo y la precariedad, así como revertir los recortes sociales y fiscales cuando la economía lo permita.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

El paro, la supresión de ayudas y la subida fiscal disparan la desigualdad