Federica Mogherini, la nueva generación europea toma el relevo

La ministra italiana de Asuntos Exteriores ha sido nombrada este sábado jefa de la diplomacia


La ministra italiana de Asuntos Exteriores Federica Mogherini, nombrada este sábado jefa de la diplomacia europea, es una representante genuina de la «generación Erasmus», un programa educativo de intercambio que ha beneficiado a cerca de tres millones de jóvenes estudiantes europeos desde 1987. Mogherini es también una promesa política italiana y un peón que consiguió colocar el jefe de gobierno Matteo Renzi en la Unión Europea, en nombre de una Unión más solidaria y abierta a los ciudadanos y a los más jóvenes.

Mogherini, que cumplió el pasado 16 de junio 41 años, ya fue una de las ministras más jóvenes de Italia cuando fue nombrada titular de Asuntos Exteriores por Renzi, el pasado mes de febrero. La nueva jefa d ela diplomacia europea era además una perfecta desconocida para la opinión pública. Ante la sorpresa de todos -incluido el presidente de la República, Giorgio Napolitano, que dudaba de sus competencias- Mogherini le quitó el puesto a la carismática y experimentada Emma Bonino, de 65 años.

El Partido Demócrata (PD) italiano es en la actualidad la principal formación de izquierdas europea y Renzi aprovechó su poder para impulsar la candidatura de la política al cargo de Alta Representante para la Política Exterior y de Defensa de la UE, hasta ahora en manos de la británica Lady Catherine Ashton. Mogherini tiene relativamente poca experiencia, pero gran confianza en sí misma. Ha multiplicado los viajes al exterior en los últimos meses, en particular a Ucrania y Rusia, y también a Oriente Medio.

Nacida en Roma, Mogherini cursó todos sus estudios en la capital italiana, donde consiguió el título de Ciencias Políticas en la Universidad La Sapienza. Su tesis, sobre el islam y la política, la realizó durante su beca Erasmus en Aix-en-Provence, en el sur de Francia, en el Instituto de Investigaciones y Estudios sobre el mundo musulmán y árabe (IREMAM). Desde principios de los años 90, Mogherini participó en las campañas nacionales y europeas contra el racismo y la xenofobia, en particular la que fue lanzada por el Consejo de Europa, All different, all equal (Todos diferentes, todos iguales).

Fue en esta época cuando ganó sus primeros galones en política, al ser nombrada vicepresidenta del Foro de Juventud Europea, y del Ecosy, la Organización de los jóvenes socialistas europeos. Empezó a ocuparse de política extranjera en el seno de los Demócratas de Izquierda (DS), el partido que dio luz en el 2007 al actual PD. En el 2008, tras ser elegida diputada, integró las comisiones de Relaciones Exteriores y Defensa en la Cámara de Diputados.

En el 2013 asumió la jefatura de la delegación italiana en la asamblea parlamentaria de la OTAN y en diciembre se convirtió, en el seno de la dirección del PD, en responsable para Europa y Relaciones Internacionales. Mogherini declara hablar «correctamente el inglés y el francés y un poco el español», está casada y tiene, según su blog, «dos niñas magníficas, Caterina, nacida en el 2005 y Marta, nacida en el 2010».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Federica Mogherini, la nueva generación europea toma el relevo