Agencias

El presidente de Ucrania Viktor Yanukóvich anunció una «tregua» y la reanudación de las conversaciones con la oposición, al día siguiente de una jornada de violentos enfrentamientos que dejaron al menos 26 muertos.

Tras un encuentro con los tres líderes de la oposición, «las partes declararon una tregua y la reanudación de las conversaciones para detener el derramamiento de sangre y estabilizar la situación», indicó el presidente en un comunicado.

Ante una situación que parece volverse insostenible el presidente de Ucrania Viktor Yanukovich, ha decretado el cese del jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas ucranianas, el general Volodimir Zamana, en plena crisis por los intensos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad en Kiev. Según la BBC, el nuevo jefe de Estado Mayor de la Defensa es el almirante Yuri Iliin, que hasta este miércoles ha sido el jefe de Estado Mayor de la Armada.

El relevo ha sido anunciado por la Presidencia ucraniana en un comunicado publicado en su página web oficial y en el que no se detallan los motivos del cese, que llega el mismo día en que el Gobierno anunciaba una «operación antiterrorista» para desalojar a los extremistas de todos los edificios gubernamentales que están asediando.

«En muchas regiones del país, edificios municipales, oficinas del Ministerio del Interior, de la seguridad del Estado y del fiscal general, unidades del Ejército y depósitos de armas están siendo ocupados», ha denunciado el director del SBU, Oleksander Yakimenko, en un comunicado colgado en la web de este organismo.

«Se están incendiando tribunales, los vándalos están destruyendo apartamentos privados, matando ciudadanos pacíficos», ha añadido. Las últimas 24 horas han demostrado «una creciente escalada de confrontación violenta y uso generalizado de armas por parte de grupos de orientación extremista», ha denunciado. Según sus cifras, en las últimas 24 horas más de 1.500 armas de fuego y unas 100.000 balas han caído en manos de delincuentes.

Sus declaraciones se producen después de los violentos enfrentamientos de este martes entre manifestantes antigubernamentales y la Policía hayan dejado al menos 26 muertos, entre ellos 10 agentes.

Previamente, el Ministerio de Defensa ucraniano ha anunciado este miércoles que se va a proceder a reforzar la seguridad en torno a las instalaciones militares del país con el fin de evitar un posible «robo de armas» en el marco de las protestas antigubernamentales.

«En relación con el deterioro de la situación sociopolítica en el país y para evitar el robo de armas, munición y otro material militar, las Fuerzas Armadas de Ucrania están adoptando medidas para reforzar la protección de los arsenales militares, bases, depósitos y otras instalaciones militares», ha indicado el Ministerio en un comunicado.

El presidente de Ucrania, Viktor Yanukóvich, advirtió el miércoles que los líderes de la oposición responderán ante los tribunales por llamar a los manifestantes a tomar las armas y enfrentarse a las fuerzas del orden.

«Han cruzado los límites cuando llamaron a la gente a las armas. Y eso es una clamorosa violación de la ley. Y los criminales deben comparecer ante la Justicia, que determinará su castigo», dijo el mandatario ucraniano tras reunirse en la madrugada con los líderes de la oposición parlamentaria.

Mientras en Kiev la policía cercaba la plaza de la Independencia (Maidán), varias ciudades en el oeste de Ucrania, tradicional bastión de la oposición, eran escenario esta madrugada de una ola de asaltos y desordenes públicos.

La UE se plantea castigar a Ucrania

La Unión Europea (UE) responderá al deterioro de la situación en Ucrania mediante medidas de castigo que pueden ir de sanciones financieras a la restricción de visados, señaló el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

«La UE responderá al deterioro de la situación en Ucrania con medidas concretas», dijo Van Rompuy mediante un comunicado.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE se reunirán mañana a partir de las 13.00 con carácter extraordinario para determinar la acción a seguir contra el régimen de Kiev, y examinarán «medidas como las sanciones financieras y las restricciones de visados a los responsables del excesivo uso de la fuerza», dijo Van Rompuy.

Otras fuentes diplomáticas fueron más lejos y afirmaron que también se discute la posibilidad de imponer un embargo de armas al régimen del presidente Víktor Yanukóvich o de material que pueda ser utilizado en acciones de represión.

El presidente del Consejo Europeo se sumó así a los demás líderes europeos en las declaraciones de condena por la violenta represión a los manifestantes en Kiev el martes, en que se registraron al menos 25 muertos.

Por su parte, Alemania y Francia se mostraron a favor de imponer sanciones a los responsables de la violencia en Ucrania, según comunicaron en París el presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana Angela Merkel en rueda de prensa conjunta.

«Los que sean responsables de estos hechos tienen que saber que serán sancionados», dijo Hollande.

Las sanciones que la UE decida en contra del régimen de Kiev habrán de ser adoptadas por unanimidad de los Veintiocho.

Por el momento, los embajadores de la Unión están reunidos para tratar de adoptar esas sanciones contra «los responsables de la represión» en Ucrania, que deben ser respaldadas de forma unánime por los Veintiocho y que podrían ser aprobadas oficialmente mañana por los ministros de Exteriores comunitarios.

Una portavoz comunitaria señaló que las medidas restrictivas pueden acordarse «en un tiempo relativamente corto» gracias a la agilización de estos procedimientos introducida por el Tratado de Lisboa.

Recordó que entrarán en vigor cuando sean publicadas en el Diario Oficial de la UE, algo que puede ocurrir «muy rápido», en principio al día siguiente de que hayan sido aprobadas por los ministros.

Las sanciones pueden incluir desde la congelación de bienes a la prohibición de viajar a territorio comunitario a una lista de personas que propondrá en principio la oficina de la UE en Kiev, hasta un embargo de armas o material que pueda utilizarse para la represión interna, indicaron fuentes comunitarias.

Van Rompuy subrayó la disponibilidad comunitaria para asistir a Ucrania en sus esfuerzos por reformar y modernizar el país para reforzar la democracia y el bienestar económico.

«La UE ha reiterado su compromiso para firmar e implementar el acuerdo de asociación, al que el Gobierno ucraniano ya había puesto sus iniciales hace más de un año, mientras que las autoridades demuestren su adhesión a una Ucrania libre, unida y democrática y en los valores en los que se basa ese acuerdo», dijo Van Rompuy.

Con anterioridad los presidentes de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y del Parlamento europeos, Martin Schulz, así como la jefa de la Política Exterior comunitaria, Catherine Ashton, expresaron su preocupación y condena de la situación de violencia y represión de los derechos humanos en Kiev.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, también se ha pronunciado al respecto del conflicto de Ucrania y ya ha señalado al Gobierno de Yanukovich como «principal responsable» de la ola de violencia que estos días se ha expandido por las calles de Kiev. Obama ha advertido que habrá «consecuencias» si se producen desbordes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El presidente de Ucrania anuncia una tregua y cesa al jefe del ejército