Maduro y Capriles se ven las caras tras la muerte de la ex Miss Venezuela Mónica Spear

El presidente venezolano y líder opositor se dan la mano por primera vez en meses en una reunión sobre seguridad tras el asesinato de la modelo y actriz


La violenta muerte de la ex Miss Venezuela Mónica Spear y su marido en una carretera del país caribeño ha removido la política de Caracas hasta el punto de ofrecer una imagen insólita desde hace meses. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el principal líder opositor Henrique Capriles, severamente enfrentados, se dieron la mano este miércoles por primera vez desde las presidenciales del 2013 en el inicio de una reunión urgente sobre inseguridad tras el asesinato de Spear.

Capriles ha desconocido desde las elecciones la legitimidad de Maduro como jefe de Estado y el mandatario acusó al líder opositor de golpismo. Pero ambos dejaron de lado sus diferencias y se estrecharon las manos, al iniciar una reunión para elaborar un plan anticrimen en un país conmocionado por el asesinato de Mónica Spear y que padece una de las mayores tasas de homicidio mundiales.

Tras el apretón de manos entre ambos políticos, Maduro al abrir la reunión manifestó «agradecer la presencia de todos los gobernadores y gobernadoras» en el Palacio de Miraflores, sede del gobierno. «Nicolás te propongo poner a un lado nuestras profundas diferencias y unirnos contra la inseguridad, un solo bloque», había escrito Capriles el martes en su cuenta de Twitter.

En la reunión, Maduro anunció la detención de uno de los involucrados en el asesinato de Mónica Spear y la identificación de los demás implicados, que serán buscados, dijo, «con la ley en la mano». «Ya capturamos a uno de los involucrados, ya hemos identificado a los involucrados en este asesinato y los vamos a buscar con la ley en la mano», dijo Maduro en su reunión con gobernadores y alcaldes convocada tras la conmoción que causó la muerte de la ex Miss Venezuela 2004 a manos de delincuentes armados en el céntrico estado de Carabobo.

Hasta el momento, el ministro del Interior, Miguel Rodríguez, había anunciado que habían sido retenidos cinco sospechosos de formar parte del grupo delictivo que cometió el crimen.

Maduro y Capriles libraron una campaña agresiva para las elecciones del 14 de abril del 2013, celebradas tras la muerte del presidente Hugo Chávez, ganadas por Maduro por apenas 1,5 puntos porcentuales, equivalentes a unos 200.000 votos. Los resultados fueron rechazados alegando irregularidades por el líder opositor, quien se rehusó a reconocer a Maduro como presidente e impugnó los comicios ante el Tribunal Supremo de Justicia venezolano y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La reunión de este miércoles con un centenar de gobernadores y alcaldes se registra después de que la noche del lunes fueron acribillados a balazos en una carretera Mónica Spear, de 29 años, Miss Venezuela 2004 y actriz de la cadena estadounidense Telemundo, y su pareja, Thomas Henry Berry, de 39 años. La hija de ambos, Maya, de cinco años, resulto herida de bala pero este miércoles estaba en condición estable. El homicidio conmocionó a Venezuela, un país donde las tasas de asesinatos llegan a 79 casos cada cien mil habitantes, la segunda mayor del mundo. La violencia está acompañada además de un incremento exponencial de secuestros, asaltos, extorsiones y otros tipos de delitos contra la propiedad y las personas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Maduro y Capriles se ven las caras tras la muerte de la ex Miss Venezuela Mónica Spear