Cartes marca el fin del aislamiento de Paraguay

El presidente declara la «guerra a la pobreza» en su jura

Agencias

El empresario conservador Horacio Cartes asumió ayer la presidencia de Paraguay en una ceremonia que ha marcado el fin del aislamiento regional que el país afrontaba desde hace más de un año, y a la que no fue invitada Venezuela. Cartes llega al poder cuatro meses después de haber ganado las elecciones con un 46 % de los votos representando al derechista Partido Colorado, que gobernó de forma hegemónica durante seis décadas, y sustituye a Federico Franco, del Partido Liberal.

La presencia en el acto oficial de los mandatarios de Argentina, Brasil y Uruguay ha sido interpretada por el Gobierno electo de Paraguay como un gesto de acercamiento, mientras se debate la reincorporación del país a Mercosur. Paraguay fue suspendido de ese foro regional en junio del 2012 como represalia por la destitución del presidente izquierdista Fernando Lugo, que ese foro económico calificó de «golpe de Estado parlamentario». Con respecto a la ausencia de Venezuela, el director de protocolo del Gobierno, Federico González, explicó que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, no fue invitado al acto puesto que actualmente los dos países no mantienen ningún tipo de relaciones diplomáticas.

Desde Caracas, Maduro, felicitó al mandatario y le expresó su deseo de un pronto retorno de ese país al Mercosur.

«Creo que la presencia del presidente Horacio al frente del Gobierno de Paraguay va a propiciar que nuestras relaciones den un salto cuantitativo», señaló la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, tras una reunión con el mandatario.

Paraguay destina cerca de un 25 % de sus exportaciones al bloque de Mercosur y es socio de Brasil y Argentina en las hidroeléctricas Itaipú y Yacyreta respectivamente.

Uno de los hombres más ricos

Cartes, uno de los hombres más ricos de Paraguay y que hasta hace menos de cuatro años carecía de afiliación política, proclamó al asumir el cargo «la guerra contra la pobreza» y anunció que erradicarla sería su prioridad, en un país donde el 39 % de sus siete millones de habitantes viven en esas condiciones. «Dentro de cinco años, si no hemos reducido sustancialmente la pobreza, serán estériles todas las obras que hagamos», dijo el nuevo presidente paraguayo, que es propietario de un banco, varias tabacaleras y otras empresas.

El acto contó con la presencia del príncipe Felipe y varios magnates iberoamericanos y europeos, como el mexicano Carlos Slim. También estuvieron los presidentes del Real Madrid y el Barça. Cartes fue presidente del club Libertad de Asunción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Cartes marca el fin del aislamiento de Paraguay