Hollande reconoce en Argelia que la colonización fue «injusta y brutal»

Hollande fue aclamado por los argelinos.
Hollande fue aclamado por los argelinos.
Agencias

El presidente François Hollande reconoció ayer en el Parlamento de Argel los «sufrimientos» que acarreó la colonización francesa. «Durante 132 años, Argelia estuvo sometida a un sistema profundamente injusto y brutal», dijo. «Ese sistema tiene un nombre: la colonización. Y yo reconozco aquí los sufrimientos que la colonización infligió al pueblo argelino», añadió el mandatario francés, levantando aplausos de los diputados.

Entre los «sufrimientos», citó matanzas que «siguen ancladas en la conciencia de los argelinos, pero también en la de los franceses». Una de ellas fue la de Setif, donde fueron masacrados miles de argelinos que reivindicaban la independencia. En Setif, «el 8 de mayo de 1945, el mismo día en que el mundo derrotaba a la barbarie [la capitulación de la Alemania nazi], Francia ignoraba sus valores universales», dijo Hollande.

«Debe decirse la verdad sobre las condiciones en que Argelia se libró del sistema colonial, sobre esa guerra a la que durante mucho tiempo no se la llamó por su nombre en Francia: la guerra de Argelia», proclamó.

El caso Audin

Uno de los puntos culminantes de su visita fue el tributo a Maurice Audin, militante comunista y separatista, que murió a los 25 años en 1957, a manos del Ejército francés. Además de visitar la plaza que lleva su nombre, se comprometió a abrir los archivos sobre su muerte, nunca aclarada, como prometió a su viuda. El mandatario anunció que Francia facilitará sus archivos sobre Argelia, para posibilitar el dialogo.

Hollande también apuntó que con Argelia podría ocurrir como con Alemania. Tras la Segunda Guerra Mundial, París y Berlín se convirtieron en el motor de la unidad europea y ahora París y Argel podrían ser el motor de la unidad de los países del Mediterráneo, apuntó.

Hollande y su homólogo argelino, Abdelaziz Buteflika, firmaron una declaración de amistad y cooperación que incluye, entre otros aspectos, una intensificación de la cooperación en áreas políticas y económicas. Renault firmó un acuerdo para la construcción de una fábrica en el país, donde se producirán 75.000 vehículos cada año.

La visita de dos días de Hollande se esperaba con tensión, y el tema de las disculpas estuvo en el centro de la atención mediática previa a su llegada. La sangrienta guerra de la independencia argelina (1954-62) ha marcado la relación entre los dos países. Muchos argelinos aún esperan una disculpa de Francia por los crímenes cometidos durante la época colonial.

Bajo la presidencia de Jacques Chirac se planeó la firma de acuerdo de amistad entre los dos países. El documento fue aprobado por el Parlamento francés pero generó fuertes protestas en Argelia, pues también hacía referencia a aspectos positivos del colonialismo. El sucesor de Chirac, Nicolas Sarkozy, aparcó el proyecto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Hollande reconoce en Argelia que la colonización fue «injusta y brutal»