Sube la tensión entre Londres y Argentina por las Malvinas

Cameron tilda de colonialista al Gobierno argentino y Buenos Aires lo considera «absolutamente ofensivo».


londres / corresponsal

El primer ministro británico, David Cameron, afianzó ayer el compromiso de Londres con las islas Malvinas cuando confirmó que el Consejo de Seguridad Nacional se había reunido para tratar sobre la seguridad militar y el futuro de la posesión en el Atlántico Sur. En la misma intervención Cameron calificó el papel de Argentina en los últimos meses de «colonialista», postura que Buenos Aires consideró «absolutamente ofensiva».

Los últimos movimientos de Cameron, a los que se une hoy la reunión que mantendrá el ministro de Exteriores, William Hague, con el máximo mando de la Armada brasileña en busca de cooperación, responden al temor en Londres de un recrudecimiento de las exigencias sobre el archipiélago por parte de Argentina cuando el próximo 30 de abril se cumple el treinta aniversario del ataque argentino que desencadenó un conflicto bélico con el Reino Unido.

«Lo que ha estado haciendo el Gobierno argentino es, a mi modo de ver, un colonialismo, ya que los habitantes de las islas quieren seguir siendo británicos y los argentinos quieren que sean otra cosa» indicó Cameron en los Comunes.

El ministro del Interior argentino, Florencio Randazzo, consideró los comentarios «absolutamente ofensivos, sobre todo tratándose del Reino Unido». «La historia muestra claramente cuál fue su actitud frente al mundo», declaró.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Sube la tensión entre Londres y Argentina por las Malvinas