Argentina considera un acto de provocación que el príncipe Guillermo viaje a las Malvinas

El duque de Cambridge pasará en las islas seis semanas como piloto militar en una misión de entrenamiento


buenos aires / corresponsal

El viaje del príncipe Guillermo a las islas Malvinas para una misión militar de seis semanas como piloto de rescate significa para el Gobierno de Cristina Fernández un «acto de provocación más» hacia Argentina. En cambio, el Reino Unido considera que la actividad solo responde a una «misión de rutina».

El príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono, llegará al archipiélago entre febrero y marzo del 2012, según informó el Ministerio de Defensa británico, es decir, alrededor de un mes antes del trigésimo aniversario de la guerra que mantuvieron Argentina y Gran Bretaña en las islas Malvinas.

En la Embajada británica en Buenos Aires aclararon ayer que el príncipe Guillermo «llegará a las Malvinas como teniente de aviación y solo cumplirá tareas de adiestramiento. No hay ceremonia u homenaje previsto por el Reino Unido», aseguraron.

La visita del príncipe se dio a conocer en un breve comunicado de la Real Fuerza Aérea británica (RAF). ). El informe sostiene que Guillermo, piloto de búsqueda y rescate del Escuadrón 22 de la base de Valley (Gales), «completará un despliegue de rutina en las islas Malvinas en febrero-marzo del 2012».

Si bien la corona no prevé en las Malvinas un acto para Guillermo como duque de Cambridge -título que recibió con ocasión de su boda con Kate Middleton-, no se descarta que las autoridades de las islas le rindan un homenaje. Cuando el príncipe se casó, el 29 de abril pasado en Londres, desde las Malvinas recibió felicitaciones oficiales y hubo festejos en la calle.

Malestar en Buenos Aires

En la cancillería argentina hay sobradas muestras de malestar por la decisión de la corona británica de enviar al príncipe Guillermo justo antes del aniversario de la guerra. El director del área de las Malvinas e islas del Atlántico sur del Ministerio de Exteriores argentino, Sebastián Brugo Marcó, dijo que «no se puede obviar el contenido político de este operativo militar teniendo en cuenta que el príncipe forma parte de la familia real».

El embajador Brugo Marcó destacó que la llegada de Guillermo «es un acto provocativo más que muestra Gran Bretaña con su presencia militar en una zona de paz donde no hay conflicto armado». Añadió que esta actitud de Londres «se contrapone con la búsqueda de diálogo» que mostró Argentina en diferentes foros internacionales.

Para Argentina, esta decisión se suma a las últimas «actitudes agresivas» de Londres. Cita como ejemplos la exploración de crudo en las Malvinas, el que ex militares británicos hablasen de una situación de conflicto bélico con Argentina y la presencia de buques británicos de guerra en la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Argentina considera un acto de provocación que el príncipe Guillermo viaje a las Malvinas