De «Versos satánicos» a las polémicas viñetas

Desde la obra de Rushdie hasta las caricaturas de Mahoma hay 22 años de ataques islamistas.


la voz / redacción

Los antecedentes del ataque de ayer contra la libertad de expresión por parte de integristas islamistas pueden fijarse en 1989, cuando el escritor angloindio Salman Rushdie publicó Versos satánicos, obra considerada blasfema por el ayatolá Jomenei, quien dictó una orden de ejecución contra el autor que más de 20 años después aún lo obliga a vivir con protección policial.

Pero fue en el 2005 cuando se desató la «guerra de civilizaciones» con doce controvertidas viñetas sobre Mahoma publicadas, con motivo de un concurso, por el periódico danés Jyllands-Posten. En una, el profeta vestía un turbante-bomba. Provocaron la ira de los islamistas radicales, el diario recibió amenazas y fue denunciado por injurias, de las que fue absuelto. El entonces primer ministro Rasmussen defendió la libertad de prensa, Bruselas habló de «imprudencia» y EE.UU. cargó tintas contra la publicación.

Las caricaturas fueron reproducidas en España, Noruega, Alemania, Francia, Rusia, Jordania e Indonesia, entre otros países, y desataron protestas de Gobiernos musulmanes, boicot a los productos noruegos y daneses, y manifestaciones y ataques violentos de islamistas, en los que murieron medio centenar de personas en Nigeria, Somalia, Afganistán, Libia y Pakistán en febrero del 2006. Hubo retirada de embajadores daneses y noruegos de Siria, el Líbano e Indonesia tras ser quemadas sedes diplomáticas. Las protestas llegaron a Europa.

Un diario iraní respondió publicando dibujos de un concurso sobre chistes del Holocausto.

En el 2008, un coche bomba mató a seis personas en la Embajada de Dinamarca en Pakistán. Kurt Westergaard, uno de los autores de las viñetas del Jyllands Posten, fue víctima en enero del año pasado de un tiroteo en su casa de Arhus.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

De «Versos satánicos» a las polémicas viñetas