Merkel reitera que no habló de echar a los gitanos de Alemania

La Voz BERLÍN/PARÍS/DPA.

INTERNACIONAL

La comisaria de Justicia afirma que continuará el procedimiento contra Francia para comprobar si cometió una infracción

18 sep 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

Alemania quiere dejar claro en el contexto internacional que no piensa adoptar medidas contra los campamentos gitanos, y por eso ayer el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, volvió a desmentir las declaraciones de la víspera del presidente francés, Nicolas Sarkozy, respecto al supuesto desalojo de campamentos romaníes que le habría anunciado la canciller Angela Merkel.

Merkel y Sarkozy no hablaron «ni una palabra, ni durante el Consejo Europeo ni en conversaciones bilaterales» sobre posibles desmantelamientos en suelo germano, insistió Seibert.

El ministro de Exteriores germano, Guido Westerwelle, atribuyó las palabras del mandatario galo a un malentendido.

«No existen tales asentamientos ilegales ni, por tanto, planteamientos en esa dirección», enfatizó Seibert, para a continuación declinar atribuir las palabras de Sarkozy a una «pura invención», como se ha afirmado en círculos diplomáticos de la UE.