Un millón de libras para los McCaan

Una campaña mediática mundial y cuantiosas donaciones oscurecen la desaparición de Madeleine


lagos | Cuando la niña Madeleine McCann desapareció hace más de tres meses del apartamento donde dormía en Portugal, mientras sus padres cenaban a pocos metros, nadie se imaginó el impacto mediático y el movimiento económico que esto iba a desencadenar.

Sus padres iniciaron una campaña publicitaria sin precedentes para encontrar a su hija. Han creado una página en Internet, viajado por varios países, han contado con el apoyo de artistas y políticos, crearon un canal para niños desaparecidos en YouTube, han llenado con sus fotos las calles de muchas ciudades y han logrado que más de cien días después de la desaparición no haya dejado de ser noticia mundial. Pero, ¿quiénes son los McCann y cómo han logrado esto?

Kate Marie Healy nació en Liverpool, en una familia de médicos, y Gerald Patrick McCann es descendiente de irlandeses y nació en Escocia, ambos hace 39 años. Se conocieron en un curso de medicina en Glasgow, se casaron y se mudaron a las afueras de Leicester, en el Reino Unido, porque a Gerry le dieron un puesto de cardiólogo en el hospital de Glendfield, uno de los mejores del país y donde en poco tiempo fue jefe de área.

En el 2003 nació Madeleine Beth y, un año después, los gemelos Sean y Amelie, todos gracias a la inseminación artificial. Con el aumento de la familia se mudaron finalmente a Rothley, una de las zonas más ricas de Leicester, ya que ninguna casa vale menos de un millón de euros. Kate trabaja como médica general dos días por semana en un centro de salud y dedica el resto del tiempo a sus hijos.

Campaña de búsqueda

Con el fin de encontrar a su hija, la pareja contrató a la ex candidata al Parlamento Justine McGuiness para dirigir la campaña publicitaria. La eligieron por su experiencia en política y relaciones públicas, y en la última semana incluso fue nombrada la nueva portavoz de la familia (la tercera, ya que con los anteriores tuvieron «divergencia de criterios», según han explicado).

McGuinness es dueña de una importante empresa de relaciones públicas y fue consejera de la Agencia Europea de Medio Ambiente. Su tarea principal es mantener la campaña de encontrar a Madeleine en los medios. «Es un trabajo muy duro, pero desafortunadamente quizá no haya un final feliz», le comentó su padre a la prensa.

El primer paso de la campaña fue crear el sitio web oficial, en donde su padre cuenta el día a día de la familia, hay noticias, una tienda de brazaletes amarillos pro Maddie, pósteres para descargar en más de 20 idiomas e información de contacto.

Recientemente también publicaron un canal en YouTube con vídeos de niños desaparecidos, apoyado por el Centro Internacional contra la Explotación y la Desaparición Infantil.

Los McCann realizaron una gira por varios países europeos, por Marruecos y hasta fueron recibidos por el Papa en el Vaticano. Gerry además visitó Estados Unidos, donde se reunió con el equipo de la primera dama, Laura Bush, quien ha prestado su imagen para el canal de YouTube.

Apoyo mundial

En estos viajes recibieron apoyo de diversas personalidades políticas, como del ministro del interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, y de Tony Blair y Gordon Brown en el Reino Unido. En Leicester, las iglesias católica, bautista, anglicana y la Iglesia de Inglaterra se unieron en un templo común en el que se ora todos los días por Madeleine, y la escritora J. K. Rowling pidió que todas las librerías pusieran fotos de la niña el día del lanzamiento de Harry Potter.

En Lagos, aparte de los miles de fotos de la niña, se ven muchas personas con el brazalete amarillo, especialmente los británicos que están de vacaciones. La pulsera se vende por tres euros en la tienda de la página web.

Por otra parte, los futbolistas Cristiano Ronaldo y David Beckham han salido en anuncios de televisión pidiendo ayuda para encontrar a la pequeña, una foto suya fue impresa en la camiseta de los jugadores del Everton, un vídeo se expuso en el estadio durante la final de la Copa UEFA, en la final de la liga inglesa de futbol, y el equipo inglés de críquet usa los brazaletes amarillos.

Según comentó la jefa de campaña, la página oficial ha sido vistada cinco millones de veces y de los 37 vídeos de niños desaparecidos colgados en el canal de YouTube el más visto es el de Madeleine, con unas 117.000 visitas. El segundo es el del niño Nick Morgan, con tan solo 30.000.

Pero desgraciadamente, a pesar del dinero y los buenos contactos, Maddie aún no aparece.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un millón de libras para los McCaan