Londres tiene un nuevo héroe

El Reino Unido puede presumir del valor de uno de sus soldados, tras la pesadilla de las denuncias de abusos a presos iraquíes


Corresponsal en Londres

Un soldado londinense de raza negra y de 25 años recién cumplidos se convertió ayer en el primer militar del Reino Unido en ser condecorado con la Cruz de la Victoria desde 1982. De esta forma el cabo Johnson Gideon Beharry es una de las tan solo catorce personas con vida que portan esta importante distinción.La medalla reconoce el valor del nuevo héroe, al salvar la vida de treinta de sus compañeros, pertenecientes al Primer Batallón del Regimiento Real Príncipe de Gales, durante dos emboscadas en el sur de Irak. El primer incidente tuvo lugar el 1 de mayo del 2004, cuando fue atacado con morteros el convoy de cinco vehículos Warrior del regimiento mientras circulaba por las calles de la ciudad de Basora. A pesar del incesante fuego enemigo, como conductor de un blindado Beharry logró poner a salvo a sus compañeros, incluido el comandante de su pelotón. Seis semanas después, su pelotón sufrió una nueva emboscada, esta vez un mortero explotó a escasa distancia de su cabeza, ocasionándole heridas casi mortales. De hecho el cabo tiene un futuro incierto en el Ejército debido a sus lesiones. Pero, pese a su estado, siguió conduciendo hasta que perdió la consciencia. De hecho no recuerda nada de este segundo ataque. «Cualquiera hubiera hecho lo que yo hice, sólo pensé que estaba haciendo mi trabajo», indicó Beharry. Los últimos soldados en recibir la Cruz de la Victoria -elaborados con el bronce de dos cañones capturados a las tropas rusas durante el sitio de Sebastopol hace 150 años- fueron el coronel Herbert Jones y el sargento Ian McKay, muertos en la guerra de las Malvinas. Un personaje para imitar, después de la verguenza pasada por los abusos de soldados a presos iraquíes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Londres tiene un nuevo héroe