Eugenia de York, en capilla

La hija del príncipe Andrés de Inglaterra y de Sarah Ferguson se casa mañana con Jack Brooksbank


Ya no le queda nada. La princesa Eugenia de York, hija del príncipe Andrés de Inglaterra y de Sarah Ferguson, se casa mañana con Jack Brooksbank en la que ya es conocida como «la otra boda» real inglesa, después de la de Harry y Meghan. Aunque se celebrará en la misma capilla de San Jorge, el tema es que los británicos parece que no están ni la mitad de ilusionados con el enlace. Dicen que la princesa está considerada un «miembro menor» de la familia real, pero yo creo más en el efecto Lady Di, es decir, que las bodas de Guillermo y Harry fueron lo que fueron por la simpatía que el pueblo conservaba por su madre.

La pobre Eugenia no ha logrado ganarse el favor del público, que incluso se ha unido para recoger firmas en contra de que los gastos del evento corran por cuenta pública. La princesa llegó a conceder una entrevista junto a su hermana en una famosa revista de moda, en la que confesaba haber llorado por un artículo en el que criticaban sus sombreros. Pues no le queda nada. Yo le aconsejo que se ría de si misma y disfrute, porque no hay nada más patético que mendigar simpatías.

Si quiere un ejemplo cercano lo tiene en Camilla Parker, su tía, que, con todo el mundo en contra, se puso el sombrero de plumas y asumió el papel de mujer del heredero del trono sin problemas. Por cierto, que Camilla ha confirmado ya que no irá a la boda, porque parece que tenía un compromiso previo para visitar un colegio. Las malas lenguas dicen que su relación con Sarah Ferguson, madre de la novia y en su día amiga de Lady Di, no es muy buena.

Los que sí irán, y ejerciendo de pajecillos, son los príncipes Carlota y Jorge, los hijos de Guillermo y Kate, que seguro que se lo pasarán pipa, como todos los niños en las bodas.

Y la que viene

La más esperada. Si hablamos de bodas, es inevitable pensar que cada vez queda menos para la de Marta Ortega y Carlos Torretta, el 17 de noviembre. Hace unos días exhibieron su amor en París, a donde acudieron a los desfiles de Valentino y Celine en la Semana de la Moda. Los detalles sobre el vestido, sin embargo, siguen siendo secreto de sumario. Como la fecha de la fiesta preboda que van a dar a sus amigos en el Club Náutico de A Coruña.

lo último

Tom Cruise no ve a su hija. Parece que pertenecer a la Iglesia de la Cienciología tiene más poder sobre Tom Cruise del que se pensaba. Dicen que la religión es el motivo por el que el actor no ve desde hace años a su hija Suri, fruto de su relación con la actriz Katie Holmes. A pesar de que Tom tiene derecho a verla 10 días al mes, parece que por decisión propia ha decidido no hacerlo, dada la diferencia de creencias. Y así lleva ya seis años, la mitad de la infancia de su hija, que ya tiene 12. ¿Estoy mayor o esto no es normal?

Pues parece que la Cienciología ha enfrentado también a Tom con John Travolta, pero en este caso por una razón diferente: los dos compiten por ser el número dos de esta organización religiosa y se odian a muerte. Lo aseguró un guardia de seguridad de Cruise, quien también dijo que el actor le obligaba a blanquearse los dientes para trabajar con él.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Eugenia de York, en capilla