La Xbox One de Microsoft, la primera consola de la nueva generación

El nuevo dispositivo quiere convertirse en un centro de ocio multimedia en el salón

Imagen de la interfaz de la Xbox One: tele, juegos e Internet.
Imagen de la interfaz de la Xbox One: tele, juegos e Internet.

redacción / la voz

Con la expectación que solo los productos tecnológicos tienen, este martes se presentó en Redmon, muy cerca de Seattle, en Estados Unidos, la nueva Xbox de Microsoft, que quiere denominarla simplemente One.

La Xbox One Tiene reconocimiento de voz para acceder al menú y manejar los diferentes servicios, que incluyen televisión, Internet, Skype y, por supuesto, una videoconsola. Si la voz es un mando, el cuerpo es otro, porque al contrario de lo que muchos esperaban, que era que desapareciese o se minimizase el Kinect, la One potencia la comunicación jugador-consola con los accesorios Kinect. «Este es el comienzo de una nueva generación de juegos y entretenimiento, y una nueva generación de televisión inteligente», comentó Yusuf Mehdi, ejecutivo de Microsoft.

Esa es la idea de la Xbox One. Dar el salto de videoconsola a centro de ocio familiar, centro del salón familiar: «Hoy los ponemos en el centro de una nueva generación en el salón de estar», dijo Don Mattrick, jefe de la división de entretenimiento interactivo de Microsoft.

Esta Xbox One sucederá a la Xbox 360, que Microsoft lanzó a finales del 2005 y que será sustituida después de haberse vendido 77 millones de unidades. Lo hace además contrarreloj, para adelantarse al nuevo invento de Sony, su PS4, que se espera se dé a conocer este mismo año. Claro que los fans de la marca Microsoft tendrán que esperar para hacerse con esta joya tecnológica; al menos hasta finales de este 2013. La que ya está en el mercado es la tercera en discordia, la Wii U de Nintendo que, al parecer, se ha convertido en un fracaso para la empresa japonesa.

¿Le saldrá bien la jugada a Microsoft? Mike Hickey, analista de National Alliance Securities, especializado en el mercado de los videojuegos, decía ayer a la AFP que cree que el éxito de la Xbox One en realidad depende de su capacidad de ofrecer una amplia gama de entretenimiento digital, y «contenido más allá de los juegos solamente, para crear un valor agregado tanto para los jugadores, como para los no jugadores de su Xbox Live». Este servicio en línea, que dice tener 46 millones de miembros, permite acceder a videojuegos, pero también a música y vídeo por medio de la Xbox. Así, crea una especie de ecosistema en torno a la consola que recuerda lo que hizo Apple para sus dispositivos: «Para Microsoft, la competencia es Apple y Google» más que Nintendo y Sony, sentenció Hickey.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Xbox One de Microsoft, la primera consola de la nueva generación