El Toro afronta en el Juárez su segunda cesión consecutiva

LA VOZ VIGO

GRADA DE RÍO

Tras no cuajar su estancia en el Zaragoza, el delantero uruguayo prueba suerte en México

20 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Tanto el Celta como el FC Juárez anunciaron ayer, alrededor de las 20.00 horas, el acuerdo entre las partes para que el delantero uruguayo juegue a préstamo en el conjunto mexicano en la temporada 2021/2022. De se un secreto a voces pasó a ser revelado por el propio jugador, que en la madrugada española pasó a incluir en su descripción de Instagram que era futbolista del Juárez. Además, también dejaba claro que el anuncio era cuestión de horas: «Deja que hoy sea el comienzo de algo nuevo», escribía.

«El Celta y FC Juárez alcanzaron hoy un acuerdo para la cesión al cuadro mexicano del delantero Gabriel Toro Fernández, quien disputará la campaña 2021/2022 en la Primera División de México, que tiene previsto arrancar el día 22 del presente mes de julio», indicaba el club en un comunicado en el que aprovechaba para desearle suerte en esta nueva etapa. De forma simultánea lo anunciaba su nuevo equipo.

El conjunto mexicano, por su parte, se refería al jugador como Matías -su segundo nombre- y señalaba que llega procedente del Zaragoza, donde estuvo cedido por el Celta la pasada campaña. «Entre sus principales cualidades destacan la fortaleza física, la potencia, el disparo, es aguerrido y con buena conducción, además de que maneja bien ambos perfiles», señalaban. El atacante fue presentado ayer mismo y se puso a las órdenes de su nuevo técnico ante el inminente comienzo de la liga mexicana.

Segunda cesión

El que se concretó ayer es el segundo préstamo consecutivo para un jugador que llegó al club vigués en el verano del 2019 y que nunca terminó de cuajar. En su primer curso en Vigo, sus números no pasaron de 772 minutos en una veintena de partidos, solo siete como titular, y anotando un solo gol, frente al Valencia en la segunda jornada del campeonato de liga. A partir de ahí, estuvo muy lejos de cumplir las expectativas.

Ya la temporada pasada, se fue cedido al Zaragoza, en Segunda, donde las cosas tampoco le salieron como cabía esperar. Aunque intervino en 36 partidos y aumentó su registro de minutos a los 1.360, no pudo ver portería y fue muy discutido por la afición maña.