Celta y Real Sociedad, de clonados a cada vez más distanciados

Los dos compartieron descenso, concursal y regreso con vuelta a Europa, pero los vascos cortaron antes la crisis deportiva


vigo

Celta y Real Sociedad llevaron vidas paralelas durante mucho tiempo, pero en la actualidad parecen estar a años luz. Después de bajar a Segunda, pasar por el proceso concursal y volver con clasificación para Europa incluida, los donostiarras han dado un paso adelante y hoy son uno de los importantes de la liga, mientras los vigueses se han anclado en el furgón de cola. La diferencia estriba en que cuando llegaron los malos días deportivos, en Anoeta supieron cortar la involución a tiempo y arriesgaron más en el terreno económico, mientras que el Celta entró en un proceso de cambio de entrenador permanente y la planificación deportiva dejó mucho que desear en las tres últimas temporadas. Como consecuencia, hoy uno es líder y el otro tiene el descenso en los talones.

DESCENSO

Los dos acabaron en Segunda en junio del 2007

El curso 06/07 fue letal para los dos equipos. Los donostiarras, con Lotina en el banquillo, descendieron como penúltimos y con 35 puntos y el Celta lo hizo justo por delante, con 39. Los txuri urdin llegaron a la última jornada sin opciones y a los vigueses, pese a la victoria sobre el Getafe, no les acompañaron el resto de resultados.

LA LEY CONCURSAL

La Real entró en concurso en julio del 2008, un mes después que el Celta

En Segunda y cargados de deudas, el único camino para los dos clubes era solicitar el concurso de acreedores. La Real lo hizo el 7 de julio del 2008 con 41 millones de deuda, un mes después que el conjunto vigués, que lo hizo en junio del mismo año y con 69 millones en números rojos. Los dos salieron con un plan de viabilidad definido un año después.

EL REGRESO A PRIMERA

Los blanquiazules necesitaron tres temporadas, los celestes cinco

La Real estuvo dos años menos que el Celta en el infierno. A la tercera volvió a la élite de la mano de Martín Lasarte y como campeón de la categoría. En aquel equipo estaba Xavi Prieto y Griezmann, entre otros. Los vigueses estuvieron dos años más anclados al fútbol de plata y volvieron en junio del 2012, con Paco Herrera en el banquillo y como segundo clasificado.

APUESTA POR LA CANTERA

La seña de identidad de los dos equipos

La Real siempre miró a su cantera y el Celta comenzó a hacerlo con decisión cuando llegó el descenso. Los dos volvieron a la élite plagados de gente de casa, una idea que no han abandonado a lo largo de este tiempo. Zubieta y A Madroa están más que representadas en las plantillas de todos estos años.

EUROPA

La Real volvió a la competición continental en el 2014 y el Celta dos años después

Ninguno de los dos tardó mucho en recuperar el terreno perdido y el regreso a Europa no se hizo de rogar. La Real Sociedad culminó el ejercicio 13/14 en la séptima posición y se hizo con el billete para la Europa League con Jagoba Arrasate en el banquillo. Con Berizzo, el Celta lo hizo dos temporadas después desde la sexta plaza.

LA GESTIÓN DE LA CRISIS

La Real cortó antes la cuesta abajo, ahí comenzaron las diferencias

Después del ascenso y de Europa llegaron los problemas clasificatorios para los dos equipos, pero la Real Sociedad los solucionó antes. La crisis deportiva txuri urdin arrancó en la 14/15 con Jagoba en el banquillo. El guipuzcoano duró 11 partidos y fue sustituido por el escocés David Moyes, que acabó la temporada pero que tampoco fue la solución. Con Eusebio Sacristán comenzó la estabilización que completó una temporada y media después Imanol Alguacil.

El Celta sigue sin recuperar el rumbo

La crisis deportiva de la Real duró menos de dos temporadas y el Celta lleva en cuesta abajo deportiva desde la campaña 17/18, aunque mucho más pronunciada en los dos últimos años y medio. En este tiempo pasaron por el banquillo cinco inquilinos (Unzué, Mohamed, Cardoso, Escribá y Óscar García), mientras que los donostiarras tuvieron tres: Jagoba, Imanol y un efímero paso de Asier Garitano.

FICHAJES

Portu ejemplifica la gran diferencia

El verano pasado, con motivo del descenso del Girona, Real Sociedad y Celta pugnaron por el mismo futbolista: Portu, que finalmente vistió los colores donostiarras. El fichaje, más allá de un hecho puntual, confirma que los vascos tienen más músculo económico y arriesgan más. Esta campaña, David Silva podía ser un jugador apetecible para ambos, pero solo la Real tenía opciones reales de hacerse con el excéltico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Celta y Real Sociedad, de clonados a cada vez más distanciados