Maxi Gómez no celebró el primer gol que le marcaba al Celta

El tanto del uruguayo servía para empatar un partido que su equipo acabó perdiendo


Efe

Maxi Gómez marcó ayer ante el Celta, uno de los cinco equipos que militan en Primera y a los que ya se había enfrentado antes (con los recién ascendidos Cádiz y Elche no se ha medido nunca) y ante los que no había hecho gol. El delantero uruguayo, que llegó a La Liga de la mano del equipo vigués en el verano del 2017 y que defendió la camiseta celeste durante dos temporadas, no celebró el tanto. Era su segundo regreso a Balaídos y fue su segunda derrota.

El gol de Maxi suponía en ese momento el 1-1. Tras marcar, Maxi se quedó prácticamente parado y levantó las manos en señal de pausa mientras sus compañeros se acercaban a abrazarle. No hizo su característico corazón con las manos en señal de respeto por su exequipo, aunque luego sí levanto los dedos índices agradeciendo el tanto.

Ya por la mañana, a su llegada a Vigo con la expedición valencianista, Maxi había colgado una foto en el aeropuerto con la palabra "Vigo" y un icono que daba a entender los buenos recuerdos que le trae la ciudad. Además, el Celta les dio la bienvenida a través de las redes a Balaídos tanto a él como al otro excéltico del Valencia, Daniel Wass.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Maxi Gómez no celebró el primer gol que le marcaba al Celta