Cambio de roles en el Celta

Olaza se estrena y destaca como central, Pione Sisto ejerció de delantero, y Beltrán fue el centrocampista que jugó más retrasado


Vigo

El Celta cambió los papeles de parte de su plantilla en el Camp Nou. La apuesta más contundente fue la de Olaza como central cuando en el banquillo estaban otros dos jugadores específicos de esta demarcación. La otra gran sorpresa fue la titularidad de Pione Sisto, algo que no había sucedido a lo largo del presente curso (la última vez había sido en el mes de marzo en el Santiago Bernabéu en el segundo partido de Escribá). Pape Cheikh completó la trilogía del cambio en un centro del campo en donde Beltrán adoptó el perfil más defensivo.

«Creo que hemos competido bien, pero obviamente las individualidades que tienen ellos con mucha jerarquía hicieron la diferencia. Creo que el planteamiento del partido estuvo bien, pero la pelota parada definió», comentó Lucas Olaza, que como todos, tuvo que rendirse a Messi: «Estábamos advertidos de no provocar faltas en la frontal, pero el uno contra uno que tiene hace que sea difícil pararlo y muchas veces tienes que acabar cortando cerca del área».

El uruguayo como central fue la gran novedad dentro de las muchas que introdujo el nuevo entrenador. Olaza vuelve a Vigo con cosas positivas en la mochila pese a la derrota: «Se ha competido bien, hemos estado bien y la diferencia llegó a balón parado».

Su presencia como central en una defensa de cinco le daba a este trío de zagueros un jugador zurdo específico, un asunto que pudo tener su importancia en la elección final de Óscar García, que dejó en el banquillo a Jorge Sáenz y David Costas. Hasta la fecha nunca habían entrado los cuatro centrales naturales en una convocatoria.

La segunda gran novedad en el primer once de Óscar García Junyent fue la presencia de Pione Sisto, que apenas había jugado cuatro ratos en otros tantos partidos, siempre con una presencia testimonial. Además en esta ocasión lo hizo como delantero centro, una posición inédita en los tres años que lleva en Vigo.

Para encontrar una titularidad del danés hay que viajar en el tiempo hasta el 16 de marzo en el Bernabéu (2-0 para el Real Madrid). Desde entonces han pasado ocho meses y 22 partidos oficiales de los que apenas ha habido noticias del futbolistas de Sudán del Sur.

En el centro del campo la principal cara nueva fue la de Pape Cheikh (era su segundo partido como titular), en una posición más avanzada en ataque, en donde al senegalés más le gusta. En la construcción de la medular también destacó la presencia de Beltrán como jugador con un mayor corte defensivo, dejando a Lobotka más descolgado en el flanco derecho.

Ahora falta por ver si esta idea y estos roles llegan para quedarse o por el contrario fueron un ensayo para un partido concreto ante un coloso azulgrana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cambio de roles en el Celta