El orgullo de ser la socia 1923

Patricia Otero, que lleva 25 años de abonada, tiene esta temporada en su carné esa cifra tan significativa en la historia del club

Patricia, con su carné de abonada del Celta
Patricia, con su carné de abonada del Celta

Vigo

El número 1923 marca el inicio de la historia del Celta y por ello siempre ha sido especial para los seguidores del club vigués. Con la irrupción de las redes sociales ese año ha tenido más presencia hasta el punto de que algunos aficionados hablan de hora Celta e incluso el club optó por presentar a Santi Mina en ese preciso momento (las 19.23 horas). Por eso cuando la viguesa Patricia Otero, de 44 años, vio que en su carné de socia figuraba ese número no se lo podía creer.

Abonada de manera ininterrumpida desde 1994, admite que la antigüedad hace que «cada año cuando tienes el carné miras a ver cuántos números has bajado». Ella tenía el 2013 en la campaña 2018/2019 y nunca se le había pasado por la cabeza pensar en tener en su poder una cifra tan significativa como la del año de fundación. «Me hace mucha ilusión. Pensé: «Este año tiene que ser especial». Ojalá consigamos algo importante», anhela.

Perteneciente a una familia celtista, tanto su pareja como sus hijas son socios, en el caso de las pequeñas, desde que nacieron, hace ocho y nueve años. «Cuando supe lo del número enseguida lo comenté con mi marido y mis amigos. A todo el mundo le pareció una suerte poder presumir de ese número tan significativo para el club». Además, lo compartió en un grupo celtista de Facebook donde fue la envidia de más de uno. «Enmárcalo», le aconsejaba otro aficionado.

«No quiero bajar más números, que me dejen este para siempre», comentaba ella en redes. Pero ya en frío admite que su mayor ilusión con respecto al número de carné es otra. «Siempre gusta ver a esas personas mayores con números muy bajitos y te imaginas siendo uno de ellos. Nunca sabes si vas a llegar ni lo que puede pasar, igual un año no tienes dinero, pero en mi familia procuramos sacrificar otras cosas antes, porque el Celta es nuestro vicio».

Las hijas de Patricia, Aixa y Xiomara, son socias del club desde que nacieron
Las hijas de Patricia, Aixa y Xiomara, son socias del club desde que nacieron

Mientras a Patricia no le llega el momento de tener uno de esos números bajos, está orgullosa con el que le ha tocado. Además, es el mejor regalo para sus 25 años de socia, que cumple esta temporada. «Antes ya iba a fondo pagando como infantil 300 pesetas aunque ya no lo era», recuerda con una sonrisa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El orgullo de ser la socia 1923