Un Celta-Barça intrascendente para el campeón

El duelo de Balaídos pilla al equipo de Valverde en medio de las semfinales de Champions


Vigo

El Barcelona llegará a Balaídos el sábado en la antepenúltima jornada de Liga en la situación que su rival quería: habiéndose proclamado campeón. Tanto Escribá como varios jugadores del equipo habían reconocido en los últimos días que preferían a un Barça con el título bajo el brazo por un doble motivo: primero porque para serlo debía ganar a un rival directo de los celestes como el Levante y segundo para que no tuvieran la obligación de sacar los tres puntos para asegurarse el campeonato.

La premisa se ha cumplido. Los de Ernesto Valverde derrotaron al Levante para dejar ya sin opciones de alcanzarle a su más inmediato perseguidor, el Atlético de Madrid. Tuvo que ser Messi el que lograra el gol de un triunfo que se hizo esperar hasta que él, que había comenzado el partido en el banquillo, saltara al terreno de juego.

Precisamente después de haber conseguido el primer objetivo que les quedaba esta temporada, todo apunta a que Messi no estará, o al menos no será de la partida, en la visita a Vigo. Y no será el único peso pesado del conjunto al que Valverde reserve si a la intrascendencia del partido para los blaugranas se le suma que el duelo les pilla en medio de los dos partidos de la eliminatoria de semifinales de Champions ante el Liverpool.

El Barcelona afrontará la ida del cruce en el que busca el pase a la final este próximo miércoles en el Camp Nou. A continuación, tres días después, el calendario les depara el sábado el duelo de Balaídos. Y transcurridos solo otros tres días, buscarán resolver a su favor el cara a cara contra el Liverpool ya en Anfield el martes siete.

Así, mientras para el Celta es un partido a vida o muerte, el Barcelona tendrá la mente puesta en conseguir billete para la final de Champions, lo que a priori supondrá que Valverde apuesta por un once con presencia de los menos habituales. La lógica invita a pensar que en una semana de tres partidos en la que dos son vitales y en el otro no se juegan nada, reservará jugadores como hizo en la eliminatoria de cuartos.

En el cruce del Barcelona frente al Manchester United, y sin ser el equipo campeón de Liga, visitaban al Huesca en medio del partido de ida y el de vuelta. En esa ocasión, Valverde apostó por la pareja de centrales del primer equipo junto a laterales del filial (Moussa Wagué, de 20 años, y Jean-Clair Todibo, de 19). También dio la titularidad a Riqui Puig y a Aleñá en el medio del campo y a Boateng y Malcom en ataque. En Barcelona apuestan por cambio en la portería y que juegue Cillessen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un Celta-Barça intrascendente para el campeón