Iago Aspas lloraba desconsoladamente en el banquillo cuando fue sustituido en el último minuto del partido. Antes de abandonar el campo comenzó a ejercer su particular tercera reconquista sacando al Celta casi del nicho del descenso, porque en el descanso el Villarreal mandaba en Balaídos por 0-2 y parecía más cerca el tercero castellonense que el primero vigués. Pero la grandeza del fútbol, especialmente cuando un equipo tiene en su plantilla a un jugador genial, hace que todo sea posible. Por eso Iago metió a los suyos en la contienda marcando de falta directa en el inicio del segundo tiempo. El tanto fue un punto de inflexión, el Celta se lo creyó, Maxi marcó el segundo con un inapelable testarazo tras un centro preciso de Olaza y Aspas culminó la remontada desde el punto de penalti tras una pena máxima sobre Brais Méndez cuando faltaban cinco minutos.

Con semejante épica, el desastre del primer tiempo no formará parte de la historia. Porque después de un recibimiento espectacular el Celta encajó dos goles por la vía rápida, el primero de Ekambi y el segundo de Pedraza, ambos en dos fallos groseros de la zaga. Pero del 0-2 a los 15 minutos solo se acordará la hemeroteca. Trece años después el Villarreal volvía a perder en Balaídos. En el momento que más lo necesitaba el Celta para soñar con la salvación, que ahora tiene a un punto.

El final feliz tuvo un inicio dramático, porque tras un recibimiento de época reforzado con un sobre con mensajes de los aficionados esperando a cada jugador en el vestuario se pasó al 0-2 en un cuarto de hora. La tormenta perfecta que había preparado el Celta se convirtió en un tornado en contra nada más saltar al campo. Al Villarreal, que pese a las bajas no alteró el 5-4-1 hizo daño a las primeras de cambio. A base de correr y de aprovechar la endeblez defensiva de un Celta moribundo. El primer gol lo marcó Ekambi por anticipación y el segundo Pedraza a lo Maradona, de costa a costa sin un céltico que le incomodase en su camino triunfal.

El 0-2 por la vía rápida dejó en estado de shock al Celta y a la grada, aunque curiosamente fue el equipo quien dio antes señales de vida. Lo hizo con un tiro cruzado de Iago Aspas -titular en su regreso tres meses después para poder formar un 4-4-2- y con una rosca de Brais, el más contestado de una grada que pasó del aliento a la crítica tras una parada en la desesperación.

Pero el fútbol puede pasar del negro al blanco en un suspiro, y lo que parecía un funeral acabó en festa rachada. Y todo porque Iago Aspas volvió a cambiar el rumbo de la historia a los 50 minutos al convertir en gol una falta provocada por Boufal en la media luna. Sacó su zurda prodigiosa a pasear y aunque Asenjo tocó el balón, acabó alojándose en el fondo de las mallas. Entonces el Celta se instaló en campo contrario, aun a costa de dejar semejantes boquetes que Rubén hizo la parada de la tarde sacándole el tercero a Ekambi tras una pésima entrega de un Olaza que consiguió el indulto con un centro medido que Maxi con un golpe de cuello espectacular convirtió en el 2-2. Antes, Asenjo había quitado un balón de gol a Hugo Mallo en otra falta y Boufal había tirado al limbo una buena oportunidad.

El Celta no se conformó con el empate y en su ambición encontró hasta el premio del VAR. Brais fue objeto de un claro penalti, pero Gil Manzano dejó la decisión en suspense por un hipotético fuera de juego de Iago Aspas que el vídeo arbitraje en esta ocasión se encargó de subsanar. Cuando Gil Manzano señaló el punto fatídico, Iago ya tenía el balón en sus manos y el penalti en la cabeza. Aguantó a Asenjo y le marcó por el palo contrario con un tiro suave y ajustado.

Faltaban cinco minutos y Escribá metió en el campo a cuanto defensa tenía a mano en el banquillo y salvo un remate de Iborra que se fue fuera, los vigueses fueron capaces de devolver todos los balones y perder el tiempo preciso. Todo para colocarse a un punto de la salvación y confirmar que la reconquista está en camino. Con Iago al frente.

Ficha técnica:

3 - Celta: Rubén; Hugo Mallo, Costas, Hoedt, Olaza (Kevin, min. 87); Lobotka, Okay, Brais, Boufal (Sisto, min. 73); Aspas (Cabral, min. 89), Maxi Gómez

2 - Villarreal: Asenjo; Quintillá (Raba, min. 87), Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, Pedraza; Iborra, Morlanes (Bacca, min, 81), Cazorla, Chukwueze (Fornals, min.70); Ekambi

Goles: 0-1 Ekambi min. 10; 0-2 Pedraza min. 15; 1-2 Aspas min. 50; 2-2 Maxi Gómez min.70; 3-2 Aspas min. 85

Árbitro: Gil Manzano (comité extremeño). Amonestó con tarjeta amarilla a Hugo Mallo por parte del Celta; a Pedraza, Mario y Víctor Ruiz por parte del Villarreal

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo novena jornada de la Liga Santander disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 22.316 espectadores.

Así te contamos el partido minuto a minuto: 

En directo: Celta - Villarreal

ana iglesias

Duelo crucial para el conjunto celeste por la salvación, con la vuelta de Aspas como arma para lograr la victoria

El Celta era el único equipo de la Liga que no conocía lo que era remontar un partido en lo que va de Liga.

]]>
Final del partido, los tres puntos se quedan en Balaídos, gracias al doblete de Iago Aspas y al tanto de Maxi (3-2). 

]]>
Es lo que le resta al partido para que el Celta se lleve la victoria. 

]]>
Se marcha más que ovacionado Iago Aspas y entra Cabral en su lugar. 

]]>
Se marcha Quintilla y entra Raba. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Aspas lidera una remontada para soñar