«Cuando era niña apenas había mujeres en Balaídos»

Mujeres presidentas de peñas celtistas, que siguen siendo minoría, cuentan sus experiencias

Aficionada celtista en Balaídos en una imagen de archivo
Aficionada celtista en Balaídos en una imagen de archivo

VIGO

El Celta cuenta actualmente con más de un centenar de peñas celtistas de las cuales un pequeño porcentaje están presididas por mujeres. Terra Celeste, Sempre co Celta, Le-Chuzas Celestes, Amura, Quinocho, Gudelj-Vigo, Alento Celeste y Morriña Celeste son los colectivos más significativos con una mujer al frente, aunque en las demás el números de aficionadas es creciente y son cada vez más las que cuentan con una cifra similar de integrantes de uno y otro sexo. Aun así, las cabezas visibles mujeres de colectivos celtistas son habas contadas.

Teresa Medrano está al frente de Morriña Celeste desde el pasado verano
Teresa Medrano está al frente de Morriña Celeste desde el pasado verano

Teresa Medrano, presidenta de Morriña Celeste

«Alguna vez me ha invitado a irme cuando sustituían al ‘jugador guapo’»

Con Teresa Medrano su peña, Morriña Celeste, «ha vuelto a los orígenes», como ella dice. La agrupación celtista de Madrid comenzó con una mujer al frente, Alejandra Aller, y cuando su relevo hasta el pasado verano, Fernando Juncal, anunció su marcha, ella decidió «dar un paso adelante». «Es una pena que no se animen más chicas para asumir estas responsabilidades y seamos tan pocas», lamenta.

Medrano recuerda que son muchas las aficionadas que van cada quince días a Balaídos, pero que presidir una peña exige una dedicación añadida que no está al alcance de cualquiera. «Quita un tiempo que muchas no tienen porque deben compatibilizarlo, como todas, con su trabajo y otras responsabilidades en sus casas. Quizás en un mundo ideal con una igualdad real tendríamos más mujeres en primera fila».

Además, ella sí ha tenido alguna experiencia desagradable en el mundo del fútbol por ser mujer. «A todas nos ha pasado. Desde el típico parroquiano que te ve y te dice 'hala, ya te puedes ir' cuando sustituyen al jugador guapo a otros que se sorprenden de que sepas qué es un fuera de juego», relata. Por eso espera que «las nuevas generaciones de celtistas y aficionadas de cualquier equipo o deporte lo tengan más fácil».

Begoña Vázquez, en su época como presidenta de la Federación
Begoña Vázquez, en su época como presidenta de la Federación

Begoña Vázquez, expresidenta de la Federación de Peñas

«Es un orgullo haber sido la primera mujer en presidir una Federación de Peñas»

Begoña Vázquez, actualmente tesorera de Sempre co Celta -presidida a su vez hoy por otra mujer, Mari Carmen Comesaña-, fue la primera mujer presidenta de una federación de peñas en España. Los inicios de su celtismo se remontan a su infancia, pero la génesis de su irrupción en el mundo de las peñas fue a raíz de la crisis de los avales. «Con unas amigas empezamos a colaborar con la Federación en la organización de las protestas y los viajes», cuenta. A raíz de ahí, decidió formar su propia peña y con el tiempo le ofrecieron ser vocal.

Una cosa llevó a la otra y acabó siendo la primera mujer presidenta de una federación de peñas de un equipo de fútbol en España. «Pensado ahora es un orgullo que fuera así, pero en ese momento yo no pensaba: ‘No hay ninguna otra mujer’» Cuenta que nunca se ha sentido discriminada por ser mujer en el mundo del fútbol. Al contrario. «El presidente anterior me lo ofreció a mí porque me veía capaz», comenta. Aunque lo dejó cuando fue madre, ha seguido siempre vinculada a la Federación además de a su peña. 

Marta Saiz, presidenta de Le-Chuzas Celestes
Marta Saiz, presidenta de Le-Chuzas Celestes

Marta Saiz, presidenta de Le-Chuzas

«Hoy la presencia femenina en el fútbol es tan importante y decisiva como la masculina»

A punto de cumplir 35 años como socia, Marta Saiz es de las que si se retrotrae a su infancia recuerda un panorama muy distinto al actual. «Desde que tenía dos años iba con mi padre y mi padrino y recuerdo que allí no había amigas niñas, las mujeres en el fútbol se veían muy poco. A día de hoy la presencia femenina es tan importante y decisiva como la masculina y en nuestra peña es una prioridad», dice sobre esa igualdad.

El hecho de que ella sea presidenta vino dado por la marcha de su antecesor, pero más allá de esa circunstancia, va en consonancia con la filosofía de Le-Chuzas. «Siempre quisimos ser una peña que sea un reflejo de la sociedad, donde haya hueco para mujeres, hombres, personas de todas las edades y condiciones. Por en nuestra ideología está que haya representación femenina en la directiva y con más motivo en la presidencia», explica.

Reyes Álvarez, presidenta de Terra Celeste desde 1999
Reyes Álvarez, presidenta de Terra Celeste desde 1999

Reyes Álvarez, casi 20 años como presidenta de Terra Celeste

«En mi infancia mi madre era de las pocas mujeres que iban a Balaídos»

A Reyes Álvarez el celtismo le viene de familia. En 1999 fue una de las fundadoras de Terra Celeste y, desde entonces su presidenta. «Pero tenemos elecciones cada cuatro años», aclara. Y siempre le toca a ella, aunque a día de hoy es la única en su junta. «Hoy en día ves a muchísimas mujeres en las previas, me encantaría que estuvieran más representadas en las directivas también», señala.

Ese presente que celebra con multitud de aficionadas en Balaídos contrasta con sus primeros recuerdos como celtista en el municipal vigués. «Cuando era niña, apenas había mujeres en Balaídos. Mi madre era de las pocas que iban y a nuestro alrededor eran todo hombres», recuerda. Ahora no percibe diferencias entre los aficionados de a pie. «Las mujeres lo vivimos con la misma intensidad, somos muy guerreras a la hora de protestar a los árbitros», dice.

Ella siempre se ha esforzado para que las mujeres tuvieran peso en Terra Celeste. Y lo tienen, casi al 50 % porque buena parte son matrimonios. «A mí cuando me venía un hombre a hacerse peñista y me decía que su mujer ya se incorporaría más adelante le decía que de eso nada, que los dos desde ya». No ha tenido nunca ninguna experiencia machista. «Los problemas en A Coruña -donde nació la peña- venían por ser del Celta, no por ser mujer», señala.

Carmen Iglesias, con Gudelj, de quien recibe su nombre la peña que preside
Carmen Iglesias, con Gudelj, de quien recibe su nombre la peña que preside

Carmen Iglesias, presidenta de la Peña Gudelj-Vigo

«Aún somos minoría, pero cada vez estamos más implicadas»

El hecho de que Carmen Iglesias presidiera la peña viguesa que lleva el nombre de Vlado Gudelj vino dada por la necesidad. Su hermano, impulsor de la peña en agradecimiento al actual delegado por su atención cuando había estado enfermo, era menor de edad. «Me tocó a mí y no le dimos ninguna importancia a que fuera una mujer en el ámbito del fútbol. Tampoco me sentí nunca discriminada ni me hicieron de menos. Siempre me sentí tratada como una igual», comenta.

En este tiempo ha sido testigo de cómo la presencia femenina crecía entre la afición del Celta. «Aún estamos en minoría seguramente, pero cada vez estamos más implicadas en el fútbol, como aficionadas y también en las peñas». Además, recuerda que en su día, a finales de los 90, hubo incluso una peña femenina. Se llamaba Liga Celeste.

El Celta femenino, asignatura pendiente

Las cinco presidentas consultadas coinciden en lamentar que no exista actualmente un equipo femenino de fútbol del Celta. A la mayoría no les vale el argumento de que no hay espacio porque «si se quiere, se puede», en palabras de Reyes. Ella considera que «se perdió una oportunidad de oro con El Olivo, porque se podía haber hecho un equipo maravilloso» y constata que el deseo de la afición es que se dé ese paso.

A Marta también le gustaría que se haga, aunque quiere pensar que si no es todavía una realidad es «porque no se dan las circunstancias», pues no quiere ni pensar que se trate de un tema de machismo. Lo que sí entienden varias de ellas es que puede haber falta de interés. «No entiendo por qué no se lo plantean de una vez. Sé de niñas que van a los campus de verano y a las que les gustaría tener esa oportunidad», afirma Carmen.

Begoña reivindica que «si queremos igualdad, tiene que ser para todo», mientras que Teresa desea que «se avance pronto en ese sentido, porque con la afición que tiene el club seguro que no les faltará apoyo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Cuando era niña apenas había mujeres en Balaídos»