ÚLTIMAS HORAS - BLACK DAYS -
Suscríbete 1 año con el 50% de descuento
Quiero la oferta

Una puerta que se reabre de forma merecida

Patxi Salinas

GRADA DE RÍO

Alberto Estévez | EFE

04 sep 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

En España hay muchos jugadores de fútbol y muy buenos, y cualquiera de esos buenos futbolistas puede ir convocado con la selección española. Pero también es cierto que Iago Aspas estaba en la mente de todos como uno de los que claramente podía ir citado el viernes. Pero Luis Enrique decidió no llevarlo en un primer momento y eso generó una sensación de cierta pena entre todos nosotros. Entendíamos que había hecho un Mundial fantástico y que debía ser un intocable. Ahora, con la baja de Diego Costa, se abre otra puerta para él. Una puerta merecida.

Posiblemente Luis Enrique dudó muchísimo cuando confeccionó su primera nómina de elegidos. Los seleccionadores cuentan con una lista de jugadores larga, de unos 50 futbolistas, y en función del rendimiento vas o no vas. Si el seleccionador duda entre dos jugadores y uno hace un partido fantástico y el otro no juega, pues va a elegir al primero. La trayectoria de un futbolista con su equipo es lo que marca el tener una oportunidad con la selección, y si Iago está jugando como hasta ahora, se lo merece. Por ejemplo, el pasado sábado ante el Atlético de Madrid hizo un trabajo fantástico y marcó, y eso, evidentemente, debe tenerse en cuenta.

Aspas es un delantero que aporta carácter a la selección, es un futbolista muy comprometido, que lo da todo, con mucho sacrificio y mucha disciplina, y, evidentemente, tiene mucha calidad y tiene gol. Pero, además, es lo que transmite, no solo a nivel futbolístico, sino de grupo, de comportamiento dentro del campo. Antes de ir al Mundial dijo algo así como que si tenía que hacer de utillero, lo haría, y eso demuestra su compromiso. Es un aspecto que los entrenadores valoran mucho.