Maxi se apunta a la primera batalla

El uruguayo, que firmó un inicio espectacular en el 2017, será titular en el Celta pese a estar sin minutos


Vigo / La Voz

Ninguno de los siete fichajes, de los que tres serán titulares, centraban el foco para el estreno ante el Espanyol. El interés estaba centrado en ver saltar al campo a Lobotka y a Maxi Gómez, los dos reyes del mercado celeste, y ambos estarán esta tarde en el estreno liguero. El charrúa tras recibir un alta exprés después de llegar lesionado del Mundial y sin haber disputado un solo amistoso. Un síntoma más de que su futuro inmediato está en Vigo.

Los finales del verano alimentan la historia de Maxi en el viejo continente. A mediados de agosto de 2017 nadie contaba con el uruguayo. Acababa de llegar y era el suplente de Guidetti para la posición de nueve, pero el sueco se lesionó, Unzué recurrió a él, marcó dos goles ante la Real Sociedad en el estreno y acabó la temporada con 18 dianas y como uno de los mejores cabeceadores de Europa.

Un año después nadie contaba tampoco con él, aunque por lesión. El ciudadano de Paysandú fue el último en llegar a Vigo tras disputar el Mundial de Rusia con Uruguay y alcanzar los cuartos de final. Arribó lesionado con un esguince en el ligamento lateral de la rodilla derecha y se ha dedicado en las últimas tres semanas a apurar su recuperación. Finalmente el delantero recibió el alta, entró en la convocatoria y Mohamed le dio la bendición como titular. El reto ahora es repetir el arranque del curso pasado pero que sus goles den puntos.

Maxi será uno de los focos de atención en un partido de nueves, porque el morbo está servido con la presencia de Borja Iglesias en el cuadro rival después de pasarse los últimos años como jugador céltico, primero en el filial y el último curso como cedido en el Zaragoza. El compostelano será una de las principales amenazas.

La contienda también ejerce de tarjeta de presentación para el proyecto de Mohamed en la séptima temporada consecutiva del Celta en Primera. Después de un verano sin éxitos, marcado por las lesiones y por la llegada escalonada de los jugadores, el técnico argentino tiene que hacer bueno su tradicional arranque para darle un impulso a su idea.

En función de los hombres que ha escogido, todo indica que apostará por un 4-2-1-3 como sistema táctico, con Beltrán y Lobokta en el doble pivote y con Brais Méndez actuando como media punta en ataque y tapando la banda derecha en defensa para liberar más a Iago Aspas, que en teoría partirá desde un costado. Brais está ante un año definitivo para su carrera deportiva y el mosense ha acelerado el paso para hacerse con un hueco en la primera pole.

Tres de los nuevos

En cuanto a nombres propios, tres de los siete fichajes tendrán un sitio en el verde desde el principio, todos ellos de corte defensivo: Araujo estará en el centro de la defensa y Júnior Alonso saltará al campo tan solo tres días después de llegar a Vigo. Beltrán, que se ha ganado el respeto de todos en los dos partidos que ha disputado completará el trío. El seseñero compartirá doble pivote con Lobotka con la misión de taparles las espaldas a sus nuevos compañeros.

El Espanyol llega a Vigo después de un verano inmaculado con seis victorias en otros tantos partidos y con un cambio de propuesta radical de la mano de Rubi. El orden y contragolpe de los últimos años ha dejado lugar al fútbol combinativo y al protagonismo a través del balón. El Celta no está dispuesto a dejárselo. Mohamed lo quiere para atacar desde el principio. Para disipar dudas ganando el primer partido de la temporada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Maxi se apunta a la primera batalla