Un plan de ayudas para las coberturas

Mohamed trabaja con sus defensas exigiendo mucho orden táctico, intensidad y con la línea adelantada


La carga física está siendo la protagonista en el arranque de la pretemporada del Celta, sin embargo, Antonio Mohamed ya ha tenido tiempo para dar las primeras indicaciones tácticas a sus jugadores. Pinceladas que señalan la hoja de ruta que seguirán para mejorar en la parcela defensiva, el gran quebradero de cabeza del año pasado. Intensidad máxima, una defensa bastante adelantada y muchísimo orden táctico son las ideas que el Turco ya ha deslizado a sus pupilos.

«Nos pide intensidad y, más que nada, orden táctico. Tener un orden en coberturas cuando sale un compañero, que siempre tenga ese apoyo de que alguien está atrás para poder presionar», desveló Gustavo Cabral, que se preparar para vivir su séptima temporada en Vigo. Para conseguir esa seguridad, que el grupo funcione como un reloj suizo y los rivales no hagan sangre cuando los célticos estén en inferioridad defensiva, Mohamed ya instruyó a sus futbolistas.

En la sesión del miércoles el Turco organizó dos grupos de trabajo. En cada uno de ellos cuatro defensas formaba la línea y un quinto llegaba para la ayuda. Juncá, Araujo, Cabral, Roncaglia y Mallo integraban la primera tanda. Un simulacro que, a expensas de lo que suceda durante el verano, bien podría convertirse en la zaga titular con los dos laterales fijos y con los dos argentinos jugándose un puesto al lado de Araujo. En el otro grupo de trabajo, Robert Mazan, Andreu Fontás, David Costas, Juan Ros y Diego Alende eran los defensas que realizaban la tarea.

Las ideas generales que Mohamed ha trasladado a sus futbolistas giran sobre una defensa aguerrida y que poco tendrá que ver con la de la etapa de Unzué. «Es una idea que va a hacer que presionemos bien arriba, como lo hacíamos estilo Berizzo, algo parecido. No con nuestros laterales siguiendo hombre a hombre como nos encomendaba en ese momento, pero va a ser de esa intensidad, de nosotros más adelante», desgrana Cabral, cuya predicción es una defensa muy adelantada y que exigirá un trabajo de presión milimétrica para evitar sustos indeseables.

«En general, nos pide muchísima intensidad. Todos los ejercicios que hacemos son de una intensidad altísima y nos transmite al equipo mucho carácter, mucha ambición, mucha mentalidad ganadora y de momento están siendo unos días muy positivos», añade Andreu Fontás, cuya prioridad es continuar en el Celta.

Mohamed ha dicho por activa y por pasiva que no cree en los sistemas, sino en los jugadores, y que dependiendo de los mimbres, así organizará a sus huestes. Sin embargo, la defensa de cuatro parece que será la base de trabajo, aunque sin descartar puntualmente jugar con cinco zagueros. «No hemos trabajado mucho lo táctico. Lo básico que nos trasladaron sus ayudantes son las coberturas y un poco de línea de cinco», detalla el lateral Juncá, que explica que en pretemporada, y puntualmente, el Turco apuesta por cambiar el modelo de juego para probar otras variantes, más allá de los dos laterales y dos centrales que parece servirán de referencia habitual.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Un plan de ayudas para las coberturas