El Celta ata a Lobotka hasta el 2023 con una cláusula de 50 millones

El club amplía un año el contrato del eslovaco, una de las grandes revelaciones de la temporada


Vigo

Ocho meses después de llegar a Vigo, Stanislav Lobotka amplía su contrato con el Celta por una temporada, hasta junio del 2023. Con la operación, el conjunto vigués se asegura el blindaje de uno de sus jugadores más emergentes y una de las revelaciones de la Liga, colocándole una cláusula de 50 millones de euros, la misma que tiene Maxi Gómez. Una jugada de tablero que permite al conjunto vigués asegurarse la continuidad o el negocio de los jugadores que más están en el foco. Porque a Emre Mor le asignaron una cláusula que va desde los 45 hasta los 60 millones en función de las variables y a Iago Aspas y Pione Sisto le han puesto un precio de 40 millones.

Lobotka fue el único jugador del Celta con una oferta en firme en el pasado mercado invernal, cuando el Inter se lo quiso llevar a la Serie A. En aquellas fechas su representante, Branislav Jasurek, ya proclamó la intención del mediocentro de seguir en el Celta e incluso apuntó a una ampliación de contrato que ahora acaba de cristalizar. Stan tenía un acuerdo hasta el 30 de junio del 2022, pero a cambio de una revisión salarial al alza, el Celta se asegura un año más de contrato y sobre todo, aumenta la cláusula en 15 millones de euros.

En el anuncio de la renovación el Celta tildó el hecho de «excelente noticia», al entender que así «ata a un jugador de presente y de futuro». Desde su llegada a Vigo procedente del Nordsjælland de la Superliga de Dinamarca se ha convertido en un fijo para Unzué, jugándolo todo, y en la mayoría de las ocasiones a un extraordinario nivel.

;
Lobotka, feliz con su renovación El jugador, que llegó al Celta este verano, amplía su contrato hasta el 2023

Lobotka comentó a los medios del club que estaba encantado por prorrogar su estancia en Vigo. «Me encanta la ciudad, el club y la gente. Estoy muy feliz de haber firmado», dijo. Su objetivo para lo que resta de temporada es «ayudar al equipo para lograr la clasificación para la Europa League».

Tras la renovación de Lobotka, a la secretaría técnica del Celta le queda por delante el reto de convencer a Daniel Wass y Nemanja Radoja, con quienes viene negociando desde hace tiempo. También acaban en el 2019 Jonny y Sergi Gómez, dos de los defensas más utilizados por Unzué. En el próximo mes de junio no acaba ninguno de la plantilla actual.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El Celta ata a Lobotka hasta el 2023 con una cláusula de 50 millones