Cuando con un gol no basta a domicilio

El Celta es uno de los diez equipos de las grandes ligas que debe marcar más de un gol fuera para puntuar

.

vigo / la voz

El Celta es un equipo que se comporta de modo muy parecido como local y visitante. Lo dice su entrenador y lo confirma su puesta en escena, sin embargo en casa ha sido capaz de ganar dos partidos marcando un gol y a domicilio, las cuatro veces lo que hizo terminó perdiendo. Los vigueses son uno de los diez ejemplos que existen a estas alturas en las cinco grandes ligas de Europa de equipos que no han sido capaces de puntuar a domicilio sin marcar o con solo un gol. Su compañeros de viaje en esta peculiar estadística son el Watford en la Premier, el Borussia Mönchengladbach y el Colonia en la Bundesliga, el Dijon en Francia, Milan, Lazio y Benevento en Italia y otros tres equipos, todos ellos de la zona de descenso, en Laliga: Las Palmas, Alavés y Málaga.

El Celta no ha dejado de marcar en ninguno de sus siete desplazamientos, pero solo ha sido capaz de puntuar cuando marcó dos o más goles: Camp Nou, Gran Canaria e Insular. En los restantes partidos marcó un gol, pero acabó perdiendo 2-1.

Los de Unzué no solo son el único equipo que arrastra esa rémora en la competición doméstica. El Málaga, que ha perdido todos sus partidos como visitante marcó sus únicos dos goles en el Bernabéu ni tampoco le llegaron para arrancar un punto (3-2). El Alavés necesitó marcar dos y tres goles para ganar sus dos partidos a domicilio (Levante y Girona) y al Las Palmas le ha pasado lo mismo: 2-2 en Anoeta y 1-3 para vencer el Málaga. Los restantes 16 equipos han sido capaces de pescar como visitantes sin necesidad de marcar a pares. El más efectivo es el Atlético.

La Serie A italiana es el torneo en donde hay más similitudes con el dato que lastra al Celta. La Lazio también marcó en todas sus salidas, pero la única vez que no pasó de un gol (en Roma) acabó regresando a casa de vacío: 2-1. En sus seis salidas restantes hizo pleno, pero con dos o más goles. El Milán no es tan efectivo y por eso su cupo de victorias lejos de su hogar se reducen a tres, además de un empate. Se quedaron sin marcar ante la Sampdoria y no les sirvió de nada un gol ante el Nápoles y la Lazio. El colista Benevento ha marcado tres goles en otros tantos partidos y no se ha estrenado como visitante.

En Alemania el cupo se reduce a dos. El colista Colonia sumó su único punto fuera con la visita al Schalke con un 2-2 y el Borussia Mönchengladbach empató a dos goles en dos oportunidades y suscribió su única victoria con un 0-2. En el resto de los dos grandes campeonatos hay un ejemplo similar por cabeza. En Francia es el Dijon, que necesitó dos goles para ganar al Metz y empatar con el Caen y tres para igualar en Lyon y en Inglaterra es el Watford quien más goles necesitó. Nunca ha bajado de dos en sus siete salidas.

Votación
3 votos
Comentarios

Cuando con un gol no basta a domicilio