Toni, con los dos pies en el Celta

El coruñés lo tiene todo a favor para cumplir su último año de contrato

Toni podría ser el lateral izquierdo del conjunto celeste en el estreno con el Espanyol.
Toni podría ser el lateral izquierdo del conjunto celeste en el estreno con el Espanyol.

Vigo / La Voz

El esfuerzo y el escenario juegan a favor de Toni. A falta de confirmación oficial todo apunta a que el coruñés, ahora reconvertido en lateral izquierdo se quedará en el Celta. Toda la pretemporada ha estado por delante de Bellvís, que no jugó un solo minuto en Madeira, ha ido evolucionando en su puesto y la más que probable llegada de Aurtenetxe no le solaparía, ya que la salida de Túñez colocaría al vasco como central.

La situación de Toni ha dado un giro radical. A principios de julio estaba descartado, pero decidió luchar por hacerse un hueco. Tuvo ofertas para irse a Lugo, Sabadell o Murcia, todos ellos de Segunda División, pero las descartó una tras otra.

De la mano de Luis Enrique, y ante la falta de laterales zurdos, retrasó su posición hasta la línea defensiva. Jugando con una retaguardia de cinco podía desempeñar la función de carrilero, un papel conocido para él, pero también parece haberse adaptado al 4-3-3 en donde tiene que asumir un mayor peso defensivo.

Salvo en el partido de Vilalba ante el Sporting el coruñés ha sido titular en todos los envites y el sábado pasado en Funchal, en lo que parecía la prueba definitiva, actuó los 90 minutos.

Aunque ninguna de la dos partes interesadas lo han confirmado todo indica que Toni Rodríguez ya no está buscando equipo y que su futuro hasta el 30 de junio próximo, fecha en la que acaba con contrato con el cuadro vigués, al que llegó desde la Masia siendo juvenil.

Los últimos acontecimientos, aunque de un modo indirecto, también juegan a su favor. Si Túñez continuase en el equipo tendría que dejar sitio, o luchar por un puesto con Aurtetetxe (si acaba llegando) pero la salida del internacional venezolano y la falta de efectivos en el centro de la defensa condicionan que el vasco vaya a partir como uno de los cuatro centrales en compañía de Fontás, que se erige en el jefe de la defensa, Cabral y Jonathan Vila.

Tampoco las oportunidad de mercado han provocado ningún movimiento para esa demarcación. Lucho negó que interesase Canella y Bernat, uno de los que más gustaban, parece impensable ya que el Valencia no quiere cederlo. La política de los clubes competidores ha cambiado este curso.

Toni Rodríguez dejó claro el lunes pasado que su deseo es jugar en donde tenga minutos, pero si es el Celta sería perfecto. Ya lleva media vida deportiva vestido de celeste y siempre ha apostado por quedarse.

A día de hoy se perfila como lateral izquierdo titular en el partido del estreno ante el Espanyol. Quizás esa sea su prueba definitiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Toni, con los dos pies en el Celta