Roberto Lago: «Seré celtista de corazón»

Después de dieciocho años en el Celta, se marcha al Getafe, aunque deja la puerta abierta para su regreso


Vigo / La Voz

Roberto Lago escenificó ayer su adiós al Celta, el club en el que ha pasado 18 de los 27 años de su vida y al que llevará en el corazón. Desde ayer «seré un socio más, un vigués y un celtista de corazón», dijo en su despedida. Se marcha al Getafe, por el que firma por tres temporadas, y al que se le había vinculado desde hace meses. Se va con la satisfacción de ver al club de su ciudad en Primera, y dejando la puerta abierta para un futuro.

La propuesta económica del Getafe distaba mucho de la que el Celta podía permitirse, y eso ha pesado la decisión de Roberto Lago. «Lo económico es una parte decisiva, pero quiero hacer ver que esto es corto, tengo casi 28 años y era el momento de probar suerte en otros sitios, ver cómo se me valora fuera», explicó Lago. «Creo que era el momento de cambiar de aires, de probar. De sentirme valorado en otros sitios», argumentó el lateral zurdo, que asume que da «un paso de gigante no va a ser nada fácil, pero no me arrepiento de la decisión. Ojalá salga bien».

Con su adiós, Roberto Lago pone punto y final a una situación que llevaba sonando meses. Desde hace tiempo se le vinculaba con el club madrileño, pero él prefirió no confirmar su marcha al entender que podría perjudicar más al Celta, que ya se encontraba en una situación difícil. Mientras, de por medio, surgieron dudas respecto a su implicación que no hicieron más que añadir dificultad a su papel. «Los dos últimos meses han sido muy complicados, con muchas noches en vela», aseguró al tiempo que admitía que dar el paso le había costado. «Tengo que dar las gracias a mis compañeros por no dudar de mi profesionalidad. Por el celtismo que llevo dentro, por cómo soy y por mi familia no sería capaz de bajar los brazos».

Desde que debutara en el primer equipo hace casi siete años Roberto Lago ha vivido de todo, aunque en la retina guardará dos momentos, el ascenso, y la permanencia. «Salvarse en la última jornada tras estar prácticamente condenados, creo que fue espectacular. Fue una cosa maravillosa. Me quedo con los dos últimos años», señalaba en su despedida, en la que tuvo palabras para Rafa Sáez, técnico que le hizo debutar en juveniles de División de Honor, y para Paco Herrera, «que nos ha hecho madurar no solo dentro del campo, sino también fuera».

Aunque ayer era día de adioses, Roberto Lago reconoció que «me encantaría acabar en el Celta. Sería una carrera magnífica salir fuera, tener éxito y acabar donde ha nacido todo ese éxito». Por su parte, lo tiene claro, «siempre dejaré las puertas abiertas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Roberto Lago: «Seré celtista de corazón»