Y la más odiada es... Jennifer Lawrence

La actriz ha pasado de ser la más querida a recibir críticas por todos los lados. La actriz solo hizo unas declaraciones que además eran de sentido común. Pero Hollywood es cruel. Y no perdona


Cuando el año pasado tropezó al subir a recoger su Oscar, Jennifer Lawrence recibió una auténtica oleada de cariño popular. Todo el mundo quería a esa chica tan divertida, tan lista, tan guapa, tan buena actriz, con esas curvas y que salía airosa de los tropiezos. Incluso había juegos en páginas de Internet para encontrar las diferencias entre Jennifer, «la más querida» y Anne Hathaway, «la más odiada». Pero eso se acabó, porque ahora esas diferencias, que mirando bien, no eran tantas, se han borrado. Solo han hecho falta algunos comentarios de la actriz de 23 años sobre un popular programa de la televisión estadounidense para cambiar las tornas.

Lawrence en plena promoción de su última película en Estados Unidos, Los juegos del hambre: en llamas que se estrenó el pasado 22 de noviembre, criticó el programa Fashion Police, un espacio que se ríe del aspecto de los famosos y que en Norteamérica tiene muchísimos seguidores. «Hay programas como Fashion Police -dijo Jennifer- que enseñan a las jóvenes a juzgar a los demás sobre valores equivocados como que está bien señalar a alguien y llamarle feo o gordo».

Una de las presentadoras de Fashion Police, la famosa actriz de comedia Joan Rivers, tuiteó de inmediato una respuesta para Lawrence: «Me acabo de dar cuenta de por qué Jennifer se cayó cuando subía a recoger su oscar: tropezó con su arrogancia». Y en posteriores tuits, Rivers recordaba cómo Jennifer Lawrence «adoraba» el programa en la época de los premios y ella era alabada en él por sus estilismos.

Jennifer Lawrence no pidió disculpas por su crítica, pero añadió otro comentario en una entrevista posterior que es el que ha logrado que deje de ser la estrella querida que era. La actriz explicaba que entendía que la gente se hubiera molestado con ella: «Quiero que sepan que entiendo que estén molestos conmigo, es normal. Por favor, perdónenme». Y esas palabras han supuesto el fin del reinado de Lawrence. Porque si hay algo que Hollywood odia es la perfección. Y la muestra está en esas listas de famosos más odiados permanentemente lideradas por dos de esas mujeres «perfectas»: Gwyneth Paltrow y Anne Hathaway.

Una de las páginas web sobre cotilleos de famosos más seguidas publicaba al día siguiente de esas palabras de Lawrence el siguiente titular: «Ya es oficial: Lawrence ha dejado de ser adorada por todas las criaturas de este vasto planeta». Y de ahí a aparecer en las listas de odiados hay un paso, como también Paltrow y Hathaway pudieron comprobar en su día.

La explicación a ese odio que despiertan todas ellas la daba a la perfección Carrie Bradshaw en uno de los capítulos de Sexo en Nueva York. Su amigo Stan le decía a Carrie: «Pero si hasta Gwytney Paltrow va al psicoanalista» y la respuesta de la lengua viperina de Carrie explicaba al odio de todo un país: «¿Cuál es su problema, que se gusta demasiado a sí misma?».

Esa perfección en sus vidas y algo más sutil pero que para los estadounidenses es evidente en algunas de estas estrellas y que es lo que llamaríamos su «pose», el halo de falsedad que rodea todo lo que tiene que ver con ellas, es lo que despierta el rechazo popular. Y eso es precisamente lo que han sentido con ese «Lo entiendo. Por favor, perdónenme» de Lawrence.

Y eso también es lo que ha llevado a Paltrow y Hathaway a compartir espacio en las listas de odiados con algunos nombres a los que los norteamericanos consideran prácticamente indeseables como Chris Brown, el novio maltratador de Rihanna, o Kristen Stewart que le puso unos monumentales y públicos cuernos a Robert Pattinson.

Hollywood detesta la perfección

Si no cambian mucho las cosas, Jennifer Lawrence se hará con el trono de los más odiados. Unas listas encabezadas desde hace años por Gwyneth Paltrow y Anne Hathaway y en las que también tienen cabida: Jennifer Lopez, Kim Kardashian, Lindsay Lohan, Taylor Swift, Ashton Kutcher, Madonna o Chris Brown y Kristen Stewart.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos

Y la más odiada es... Jennifer Lawrence